Internacionales

Una niña que nació sin manos gana un concurso nacional de caligrafía

Para Sara Hinesley no hay reto que se le resista. Con mente inquieta y muchas ganas de demostrar su valía, esta niña de 10 años es una gran muestra de superación.

Pese a que nació sin manos, acaba de ganar un concurso de caligrafía nacional en Estados Unidos. Aparentemente una hazaña, que se normaliza cuando explica las cosas que es capaz de hacer.

El Premio Nicholas Maxim en el Concurso Nacional de Escritura de Znaer-Bloser ha ido a parar a esta pequeña que mantiene el lápiz entre las puntas de sus brazos. Estudiante en una escuela católica en Maryland, asegura que tiene un talento natural para escribir en cursiva.

“A veces es fácil y otras muy difícil”, explica en el telediario de la televisión norteamericana de ABC. “Cuando no puedo hacer algo intento averiguar cómo hacerlo posible, y hacerlo bien”, recalca, mostrando que pese a no tener manos tiene una vida muy normal montando en bicicleta, haciéndose selfies con el móvil y comiendo helado con sus amigas.

“Me gustan los retos. Doy lo mejor de mí y me centro mentalmente en ello para conseguirlo”, concluye tras ganar 500 dólares por su habilidad. EFE

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba