Opinión

Un paso más en el caminar del Defensor del Pueblo

Si no has pasado, por el antiguo local de la Direccion General de Pasaportes, en el municipio Santo Domingo Este, ahí, en la calle Costa Rica, me permito pedirte que cuando vayas por la zona le des una miradita al edificio.

Simplemente está precioso, remozado, luce como nuevo y tienen un vistoso letreros en los laterales donde se lee, Defensor del Pueblo.

Sí, el antiguo local de la Dirección General de Pasaportes en Santo Domingo Este, es ahora el local del Defensor del Pueblo para la provincia Santo Domingo, por lo menos para el municipio y las zonas aledañas, ya que, por ejemplo, Santo Domingo Oeste, Los Alcarrizos, Pedro Brand y otras zonas cercanas que pertenecen a la provincia, le convendrá ir a llevar sus reclamos a la sede central por la cercanía con esta.

Bien…, lo importante es, que el Defensor del Pueblo ha dado un paso más, y así debe ser, pues es una figura con jurisdicción nacional y el Defensor debe ir al pueblo.

Me imagino que muy pronto se dará inicio a la construcción de la Sede Central de la institución, cuyo solar fue adquirido en la avenida 27 de febrero, cercano a la calle Caonabo, ya que los fondos para su construcción y equipamiento reposan en manos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desde hace un tiempo.

La última información que tuve fue que ya había sido adjudicado. Otro paso más. ¡Bien por Doña Zoila! y la menciono a ella porque sin ella es muy difícil que esos pasos se hubiesen dado, por lo menos en este período. ¿Por qué lo digo? te explico:

Todos los entes constitucionales aspiran que el gobierno central consigne los fondos para que se le construya un edificio o el gobierno le asigne uno mientras se le construye el propio. El Defensor del Pueblo, que es un ente constitucional que lógicamente también pertenece al Estado Dominicano, no ha recibido ese trato. (salvo el prestamos del edificio mencionado al inicio, pero cuya remodelación se hizo con recursos propios de Defensor)

Del dinero que el gobierno le ha asignado en el presupuesto anual a esta Institucion (que no es nada comparado con los de otras), Doña Zoila Martinez Guante , como administradora de esos recursos, ha tenido que hacer alquimia, para que le alcance para pago de un local alquilado, que ha consumido según ella ha manifestado públicamente, más de veinte ( 20) millones de pesos, ha equipado con modernas computadoras con sus respectivas licencias cada colaborador, ha comprado más de ocho vehículos, paga nómina, paga publicidad, desarrolla algunos programas institucionales, y lo más interesante aun, es que ha podido hacer los ahorros para la construcción y equipamiento de la sede central ,remoción y equipamiento del local del que le hablé y otras catorce( 14) sedes provinciales o regionales a nivel nacional. Todas bajo la responsabilidad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Señores, cuando se quiere se puede, y el “abracadabra” para este resultado en acción del Defensor es manejo pulcro y transparente.

Muchos funcionarios y administradores de fondos públicos, le huyen a las auditorias más que el diablo a la cruz, sin embargo, ella, Doña Zoila, ya ha pedido tres. No hay más explicación que la de que ella sabe en donde está cada centavo. Ahora, tiene “un tolete” de Director Financiero, trabajador, meticuloso, exigente, dispuesto y sacrificado. Lo menciono porque lo bueno se incentiva. Cuando la honestidad y el trabajo se juntan, la magia sucede.

Y.., si vamos a hacer justicia tendríamos que decir que otro mérito de la Dra Martinez Guante, ha sido saber escoger un equipo, dispuesto, honesto. trabajador, sacrificado y yo podría decir que incorruptible. Esa es la regla, tal vez haya excepciones (que lo dudo), pero así ha de ser.

No exagero, allí nadie se atreve a recibir un regalo de un usuario auténticamente agradecido. Quien lo haga, corre el riesgo de quedar sin empleo y no sé, si se exagera, pero esa actitud coincide perfectamente con lo que dispone la Palabra en Éxodo 2:8: “No aceptes regalos, porque los regalos impiden ver con claridad y pervierten los actos de justicia (RVC).

Yo que he estado dentro de la institución, sé lo que le digo. Pero Doña Zoila Martinez Guante, también tiene defectos, y…, muchos, como dice ella. (En verdad, yo no creo que sean tantos), si algo tengo que criticar seria el exceso de centralización y paternalismo en la institución como tal.

Pienso que ella ve al Defensor (la Institucion) como un hijo suyo (y en verdad lo es), cada detalle de lo que está allí, o se ha hecho allí, tiene su impronta. Como dice ella constantemente, es su idea.

El auténticamente delegar, podría hacerle bien a este Órgano convencerse que otros tienen iniciativas que pueden desarrollar por ellos mismos, que junto a las ideas o iniciativa de la titular producirán sinergia.

Eso enriquece, se ha de aprender a seguir los planes institucionales y operativos para que se puedan medir los resultados conforme los estándares. Tal vez esa sea la debilidad que se debe trabajar. Todo lo demás es fortaleza. Es mi criterio-

El Defensor seguirá caminado y doña Zoila será su “titular emérita”, nadie podrá borrar su impronta, pero igual que los hijos crecen y se casan, las instituciones crecen se expanden y es necesario que así sea, porque de lo contrario se quedaran enanos y lo que pudo ser una utopía con grandes frutos cosechados en el camino, se convierte en una entelequia con frutos raquíticos

Ojalá el Defensor que se elija le duela tanto la Institucion como a la Dra. Zoila Martínez Guante que literalmente cuida cada detalle de lo que sucede allí, pero desgraciadamente no hay garantía de esto. Así es, el estado y la sociedad que conocemos, “ni agradece, ni guarda rencores” y tampoco hay política con régimen de consecuencias que le obligue a seguir los planes que de buena fe se han trazado. Así es la vida-

En otro orden, muy probablemente esta administración del Defensor del Pueblo no inaugure la sede central que pronto iniciara su construcción, y digo esto, porque ya se agotó hace ocho meses el periodo para el cual ha sido elegida, pero después que pasen estos días de campaña y las aguas vuelvan a sus niveles, habrá que avocarse a la elección de un nuevo Defensor, nuevos Adjuntos y nuevos Suplentes, (o para un nuevo periodo, porque los que están pudieren repetir)

Hoy, a estos que no se quienes sean o serán, les pido por favor que cuando vayan a ponerle nombre al edificio, tengo una propuesta que deben oír, pido desde hoy, porque los que han de ser, seguro, leerán este escrito. Por favor no le lo pongan un nombre a ese edificio, sin antes escucharme. Asunto de Justicia relacional.

Hasta la próxima.

Dario Nin

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *