Salud

Tratamiento devuelve calidad de vida a los pacientes con hernias

Santo Domingo, RD.- Se conoce como hernia a la protrusión (salida) de órgano a través de una apertura o defecto de la pared de la cavidad que lo contiene.

Rubén Rivas, cirujano laparoscopista de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que una hernia inguinal ocurre cuando un pequeño tejido se abulta a través de una apertura en el músculo.

Detalla que cualquier parte de la pared abdominal puede debilitarse y desarrollar una hernia, pero las más frecuentes son la ingle, el ombligo o el lugar de una previa incisión quirúrgica.

Sobre los síntomas más comunes, Rivas también especifica una protuberancia visible en el escroto o área de la ingle, especialmente al toser o al hacer un esfuerzo, dolor o presión en el lugar.

El galeno destaca que puede no haber causa para una hernia. Algunos factores de riesgo son edad avanzada, obesidad, hacer esfuerzos o giros repentinos, esfuerzos crónicos, historial de la familia, desórdenes de tejidos conectivos, fumadores, embarazo (1 de cada 2000 mujeres).

Al hablar de los riesgos de no operarse, el doctor dice que el paciente puede presentar dolor y el tamaño de su hernia puede aumentar. Si un asa de intestino queda atrapado en el saco herniario, usted experimentará un dolor de aparición brusca, vómito y requerirá una cirugía inmediata.

Cuando se complica

“Las posibles complicaciones incluirán: reaparición de la hernia, infección, daño a la vejiga, vasos sanguíneos, intestinos o nervios, dificultad para orinar; dolor continuo e inflamación de los testículos o el área de la ingle”, advierte Rivas.

Rivas refiere que la única forma de reparar una hernia es con cirugía. El paciente puede incorporarse a sus actividades normales y en la mayoría de los casos, no experimentará más malestar.

Antes de su operación, la evaluación puede incluir un examen digital, pruebas de sangre, estudios de imágenes y análisis de orina. Además, podría requerir según cada paciente, evaluación por otras especialidades. El día de su cirugía no deberá ingerir ni beber seis horas antes.

Si usted no sufre complicación alguna, por lo regular regresará a su casa el mismo día de la operación o en su defecto al día siguiente.

Por otro lado, el especialista manifiesta que dentro de las opciones de tratamiento, no quirúrgicas para adultos con hernias pequeñas que no causan molestias, una espera en alerta es una opción recomendable. Aunque no se recomienda para hernias femorales o para infantes.

En algunos estudios, las tasas de recurrencia después de la reparación de una hernia recurrente pueden ser hasta un 30 por ciento. Como causa principal se describe la débil calidad del tejido o por cortos tiempos de recuperación postquirúrgica (incapacidad).

Opciones de tratamiento

En la cirugía abierta, clásica o convencional se realiza una incisión en el lugar y se repara la hernia con una malla o con menos frecuencia, cerrando con suturas.

Mientras que en la mínima invasiva o laparoscópica se repara con malla o suturas haciendo uso de instrumentos colocados dentro de pequeñas incisiones en el abdomen.

Fuente: El Día

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba