Actualidad

Sexo después del parto: 4 situaciones de alarma a las que debes estar atenta

Recuperar la vida sexual después del parto puede ser un verdadero reto para las parejas, pues sin importar si fue una cesárea o un alumbramiento natural, el cuerpo de la mujer queda un poco herido y necesita tiempo para recuperarse.

Es por eso que en el caso de los partos naturales los médicos recomiendan aproximadamente seis semanas de espera antes de volver a tener sexo, periodo que se puede extender hasta varios meses en el caso de las cesáreas, por tratarse de una herida mayor.

Sin embargo, cada pareja puede ir descubriendo su propio ritmo siempre y cuando mantengan una buena comunicación para expresar situaciones incómodas o dolorosas que les causen molestias, y prestando mucha atención especialmente si surgen algunas situaciones como estas.

1. Hemorragias

Algunas mujeres afirman que tener sexo después del parto es igual de doloroso que perder la virginidad, pero en esta ocasión el sangrado no es algo normal. Así que si durante el acto o después presentas algunas hemorragias anormales es necesario acudir al doctor para descartar cualquier lesión.

2. Mareos, falta de aire y dolor en el pecho

Aunque es una situación muy poco probable que suceda, los expertos explicaron a la BBC que en muy raras ocasiones las mujeres pueden presentar una embolia gaseosa, la cual significa que se forman pequeñas burbujas de aire en la vagina que viajan por el torrente sanguíneo hasta el cerebro, causado un daño.

De acuerdo con los médicos, después del parto esto sucede porque los vasos sanguíneos de la zona pélvica se ensanchan y tardan varias semanas en volver a su condición normal.

3. Ardor y dolor al orinar

La higiene es algo muy importante durante el sexo, que se vuelve imprescindible luego de que la mujer dio a luz, puesto que es más propensa a desarrollar infecciones vaginales y en las vías urinarias. El ardor, dolor y las ganas constantes de orinar son una señal de hay una infección.

4. Dolor muy fuerte

Si tu dolor va aumentando y expandiéndose hacia otras zonas, o no se reduce después del acto, es probable que haya alguna lesión o herida interna, así que es necesario ir de inmediato al médico para asegurarte de que todo esté bien.

Fuente: Telemundo

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba