Internacionales

Senador uruguayo imputado con prisión preventiva por múltiples delitos sexuales

En declaraciones a periodistas, la fiscal Alicia Ghione, a cargo del caso, argumentó la necesidad de esta medida en base a “muchísimo riesgo procesal” por “amenazas” y “seguimiento a las víctimas”.

Uruguay.- El senador uruguayo Gustavo Penadés, una importante figura del gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, fue imputado con prisión preventiva como presunto autor de múltiples delitos sexuales, informó el martes fuentes judiciales.

Penadés, de 57 años y suspendido desde junio de sus fueros parlamentarios por este caso, fue procesado por la presunta comisión de 22 delitos: una vez de retribución a la explotación sexual de menores de edad, cuatro de abuso sexual especialmente agravados, tres de abuso sexual agravados, uno de violación, uno de desacato, uno de corrupción de menores y uno de atentado violento al pudor, todo en régimen de reiteración real.

Además, el exprofesor de historia del Liceo Militar Sebastián Mauvezin, supuesto facilitador de los señalados encuentros sexuales de Penadés con adolescentes, fue imputado por la presunta comisión de siete delitos de contribución a la explotación sexual de menores en régimen de reiteración real y en calidad de autor.

Para ambos, la jueza Marcela Vargas ordenó prisión preventiva hasta el 9 de abril de 2024, según documentos divulgados al cabo de una larga audiencia judicial.

En declaraciones a periodistas, la fiscal Alicia Ghione, a cargo del caso, argumentó la necesidad de esta medida en base a “muchísimo riesgo procesal” por “amenazas” y “seguimiento a las víctimas”.

Penadés y Mauvezin han negado tajantemente las acusaciones en su contra.

Al llegar el martes al juzgado, Penadés declaró estar “muy tranquilo, con la tranquilidad de la inocencia”. Consultado si tenía miedo de terminar la jornada preso, aseguró: “No tengo miedo a nada”.

El fiscal de Corte y procurador general de la Nación, Juan Gómez, dispuso a fines de marzo una investigación de oficio de Penadés luego de que Romina Celeste Papasso, una mujer trans militante del Partido Nacional lo acusara públicamente de “pedófilo”.

A esto se sumaron una decena de denuncias, todas de varones y en el mismo sentido.

Según detalles revelados el 7 de junio, durante la sesión del Senado en que Penadés fue desaforado, muchas de las personas que declararon en su contra “tenían corta edad” en el momento del presunto abuso y explotación sexual, en su mayoría “13 y 14 años”, y los hechos denunciados ocurrieron a lo largo de varios años, con un testimonio incluso de 2020.

“En un caso ya antiguo, la víctima era apenas un niño en un cuadro de fútbol que el propio Penadés organizaba cuando aún era un adolescente”, señala el expediente.

Penadés renunció a principios de junio al Partido Nacional, que integra la actual coalición de gobierno y en el que tuvo una dilatada trayectoria desde que comenzó a militar en los años 1980.

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, compañero político y cercano a Penadés, consideró el martes que este “es un tema personal que tendrá que ir él a la Justicia y aclarar, no solamente a la opinión pública sino también a quienes teníamos relación con él”.

Relacionados

Botón volver arriba