Opinión

Retos constitucionales y legales de los nuevos fiscales

Por: John garrido

Los nuevos fiscales que asumirán la titularidad de las fiscalías para las cuales concursaron tienen retos y desafíos que enfrentar.

El primer y gran reto es constitucionalizar sus actuaciones, constitucionalizándose implica enfrentar otros retos con la herramienta adecuada y perfecta para bien del país.

Un gran reto es no hacer lo que se ha venido haciéndose, y que se ha venido haciendo. El Ministerio Público saca los casos de la etapa de investigación a los medios de comunicación masiva y al público en general, la etapa de investigación o fase preparatoria no es pública. Es privada, solo las partes pueden verlas. El

Ministerio Público hace del caso un circo o un coliseo romano para entretener al pueblo. Esto es violatorio de las Convenciones de Derechos Humanos, la Constitución y el Código Procesal Penal.

El nuevo Ministerio Público deberá dejar la práctica de dar rueda de prensa para hablar de los casos, deberá de salir menos en la televisión e investigar más.

El fiscal de hoy debe cumplir con el plazo delas 48 horas constitucional para presentar al arrestado ante el juez. Las 48 horas constitucionales es un plazo de tiempo para el fiscal y el juez. Le toca 24 horas a cada uno. El juez dentro de las 48 horas debe decidir si mantiene en prisión preventiva al arrestado o de lo contrario lo pone en libertad u ordena otra medida coercitiva. En la actualidad el Ministerio Público arresta y presenta al arrestado casi vencido las 48 horas.

El nuevo Ministerio Público deberá trabajar más las soluciones alternativas al juicio, deberán mirar el derecho penal como ultima ratio. En la actualidad los fiscales judicializan todos los casos. No discriminan los expedientes. Cargan al sistema con expedientes que pueden y califican para una solución distinta al juicio.
Del mismo modo, deberán pedir menos presión preventiva y más de otra medidas alternativas a la prisión preventiva. La política de prisión que mantiene el Ministerio Público nos han convertido en uno de los países de primer orden mundial que más presos sin juicios tiene en su sistema penitenciario.

Los recientes titulares deberán revisar su modelo de gestión administrativo e investigativo. La ley establece que el fiscal que investiga lleva y mantiene su caso hasta el final. En la actualidad se diseñado un Ministerio Público estratificado que afecta la calidad de manera sustancialmente los casos penales. Los casos tienen hasta 5 fiscales, hay un fiscal que investiga, otro para medidas de coerción, otro para la fase preliminar, otro para el juicio y lo hay hasta para las Cortes de Apelación y Suprema Corte de Justicia respeto al mismo caso. Eso no es legal.

Mas retos serian: dejar de ser populistas, hablar menos en los medios, racionalizar los casos, ser objetivo en la investigación, cumplir con el principio de lealtad procesal, respetar el principio de inocencia y dignidad del imputado, no tapar las debilidades y deficiencias investigativa de la policía.

Dejar de querer prevenir el delito, la prevención es un asunto de política no penales, de políticas públicas. La función del fiscal es la de perseguir el delito constitucional y legalmente.
Finalmente deberán de hacerlo bien para que al final de su gestión y despedida no le hagan una fiesta porque se va.

 

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba