Nacionales

Relación a escondidas y 3400 euros ¿por qué mataron a holandés en Puerto Plata?

Permanece bajo investigación el caso de un ciudadano holandés de 55 años que presuntamente fue secuestrado y luego asesinado con arma de fuego a finales de febrero en la provincia Puerto Plata, donde residía con su esposa, una dominicana de 22 años que figura como la principal sospechosa por el crimen.

De acuerdo al portal de noticias holandés, RTL News, el motivo principal del crimen habría sido una relación sentimental que mantenía a escondidas la esposa del holandés Roy Van Tinteren con un hombre de 21 años conocido como “Colita”.

El pasado fin de semana, la Policía Nacional apresó a Jennifer Joaquín de Van Tinteren, de 22 años, pareja del occiso; Marcos Gómez Cruz (Colita), de 21 años, y Juan Alejandro Tavárez (El Jevo), de 26, éstos dos últimos capturados en el municipio de Los Alcarrizos.

Pago de 3400 euros

El citado medio agrega además que Jennifer le habría pedido a Colita que matara a su marido y este dijo que lo haría a cambio de unos 3400 euros (cerca de 200 mil pesos dominicanos).

De acuerdo al reporte policial Gómez Cruz “manifestó que sostenía una relación amorosa con Jennifer desde hace aproximadamente dos meses y que el jueves 21-02-2019, fue a visitarla y se reunieron en un hotel ubicado en la carretera Puerto Plata-Maimón, donde esta le propuso quitarle la vida a su esposo, el nacional holandés Van Tinteren”.

En principio la mujer había dicho a los investigadores policiales que el pasado 26 de febrero su esposo sufrió varios impactos de bala cuando éste estacionaba su vehículo en el garaje del edificio número 3 de la avenida El Malecón, donde ambos están domiciliados.

Según la PN, el detenido apodado El Jevo confesó “que en el hecho también participaron Rafael Guzmán (Jordan) y Argenis Rojas (Chancletica) (prófugos), quienes se transportaban a bordo del vehículo marca Hyundai, modelo Sonata Y20, color mamey, que fue rentado a una persona cuya identidad se investiga en Santo Domingo”.

Van Tinteren vivía con su esposa de 22 años y su hijo pequeño en Puerto Plata, en el norte de la República Dominicana. Habría sido secuestrado el lunes por la noche. Al día siguiente fue encontrado muerto. Le habían disparado en el brazo y la cabeza.

Fuente: CDN

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *