Opinión

Regalándote lo tuyo

Por: Eusebio Rivera Almódovar

El individualista no cree en el gregarismo humano y exige “lo suyo” para respaldar a cualquier líder.

El trueque fue transformado cuando aparecieron las monedas de oro y plata y funcionarios civiles y militares comenzaron a cobrar “impuestos” encadenando el comercio a una tributación que se fortaleció hasta ser el sustento de los gobiernos y bajo la excusa de que los impuestos eran por todos y para todos, se distribuían o usaban, hasta el día de hoy, en obras de interés común. Pero aparecieron los corruptos y aduladores parásitos del Estado y comenzaron a llamar por los nombres de los gobernantes de turno obras de infraestructura realmente maravillosas que fueron edificadas con recursos y mano de obra del mismo pueblo y así “esto lo hizo Balaguer”, “lo hizo Leonel”, “lo hizo Danilo y mirando hacia atrás, “lo hizo Trujillo”.

Actualmente la costumbre ha hecho ley que los recaudadores y cogedores de préstamos a nombre de las “masas populares” den migajas al pueblo de lo que todos pagamos en impuestos y muy pocos educamos a la gente sobre el hecho de que las dádivas o subsidios de los gobiernos son realizados con dinero que les han cobrado a ellos mismos en los impuestos al arroz, las habichuelas, los molondrones, la gasolina y lo poco que pueden comer con los salarios miserables característicos de nuestro país. En definitiva, no es una devolución, no es un premio ni logro gubernamental: es regalándote lo tuyo en una práctica fraudulenta y criminal; por eso, en la política vernácula, los individualistas abordan a muchos líderes con la pregunta ¿dónde está lo mío? reservándose la frase complementaria “de lo que te robaste”.

Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *