Política

RD vive su crisis política más aguda en 26 años

Santo Domingo.- Los dominicanos viven su más aguda crisis política desde hace 26 años con la suspensión de las elecciones municipales que estaban pautadas para ayer domingo.

Los dominicanos habían ido de manera corrida a nueve elecciones nacionales, entre municipales, congresionales y presidenciales, y aunque en una que otra se habían registrado tensiones, lo cierto es que ninguna se equipara a la crisis actual.

De hecho, esta fue la primera vez que se suspenden unas elecciones nacionales tras el establecimiento de la democracia, en 1962, cuando en elecciones presidenciales se eligió al presidente Juan Bosch en los primeros comicios tras la decapitación de la dictadura.

Ayer los dominicanos entraron en crisis profunda sobre las 11:11 de la mañana cuando el presidente de la JCE, Julio César Castaños Guzmán, salió de varias reuniones y conversó con la nación en una conferencia de prensa. Con el ceño fruncido, y evidentemente molesto, la cabeza de la institución electoral dijo que al no haber posiciones encontradas sobre la situación se veían en la obligación de suspender el proceso electoral completo.

Desde entonces se busca una solución duradera, con la misión observadora de la Organización de Estados Americanos (OEA) sosteniendo encuentros con los principales líderes políticos: anoche con el presidente Danilo Medina, esta mañana con el expresidente Leonel Fernández y luego con Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno.

Para hoy la JCE ha anunciado que su pleno tendrá una reunión de donde podría salir la fecha para las elecciones extraordinarias municipales, donde se tiene previsto elegir a 3,849 autoridades locales. De esos, son 158 alcaldes, 1,164 regidores y 235 directores de juntas distritales. También 735 vocales.

La tranquilidad y madurez

Luego de la crisis política de 1994 los dominicanos fueron a elecciones presidenciales en 1996. En esa crisis se acortó el periodo constitucional dos años y se prohibió la reelección presidencial, se acordó la segunda vuelta electoral y que para ganar en primera se necesitaba el 50% de los votos más uno.

En el año 1996 se realizaron las elecciones y las ganó el PLD con el Partido Reformista Social Cristiano como aliado. El liderazgo político del PRD reconoció los resultados.

Para 1998 se produjeron las elecciones municipales, ganadas abrumadoramente por el PRD. Por igual, los resultados fueron admitidos por todos los actores del sistema democrático.

En el año 2000 se realizaron las elecciones presidenciales, donde el expresidente Hipólito Mejía quedó cerca de ganar en primera vuelta pero le faltaron algunos votos. Ante la intención del candidato del PLD, Danilo Medina, de ir a la segunda vuelta, aun estando casi 25 puntos porcentuales por debajo, el líder reformista Joaquín Balaguer negó su apoyo a los morados y al final se aceptó el triunfo en primera vuelta de los blancos.

En el año 2002 el PRD volvió a barrer en las elecciones municipales, logrando casi el control absoluto del Congreso Nacional. En ese proceso se registraron serias anomalías en las congresionales en Santiago, con la colocación de “palitos” en las actas de votación en perjuicio de Francisco Domínguez Brito. Finalmente se mantuvo la victoria para el candidato del PRD.

En el año 2004 y en medio de la crisis económica, llegaron las elecciones presidenciales. Ganadas con el 57% por el PLD y Leonel Fernández. La noche electoral hubo tensiones porque se tuvo informaciones de que dirigentes del PRD pretendían desconocer los resultados, lo que llevó a la intervención de Agripino Núñez Collado, como el gran mediador nacional. Finalmente Hipólito Mejía, que buscaba la reelección presidencial, admitió la derrota y felicitó a Leonel Fernández.

En 2006 fueron elecciones municipales y congresionales, ganadas por el PLD ante la alianza rosada del PRD y el PRSC. No hubo incidentes mayores.

En 2008 fueron presidenciales y las ganó Leonel Fernández y el PLD. Tampoco hubo mayores traumas. El PRD y Miguel Vargas reconocieron la derrota alegando un uso abusivo de los recursos del Estado.

Para 2010 volvieron a ser municipales y congresionales, ganadas por el PLD de manera mayoritaria.

En el año 2012 fueron presidenciales y con un resultado apretado. Ganó Danilo Medina y al día siguiente, ante las expectativas de la población, el candidato Hipólito Mejía se declaró líder de la oposición política dominicana, bajando las tensiones.

En 2016 se produjeron elecciones generales: presidenciales, congresionales y municipales. Fue el primer intento de voto automatizado, que llevó a la oposición política a denunciar irregularidades con el uso de los equipos.

Las elecciones las ganó el presidente Danilo Medina con el 62% de los votos emitidos. También revalidaron dominio en el Congreso y los ayuntamientos del país.

Fuente: Listin Diario

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *