Deportes

RD incrementó 39% su cosecha de medallas en Barranquilla

72 años después de debutar en la arena internacional, la República Dominicana ha vuelto a la ciudad que marcó el punto de partida con unos resultados que auguran otro ciclo a la altura de los cuatro anteriores del siglo actual.

En 1946, en la quinta edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe disputado en Barranquilla, el país dijo presente en su primera competencia multideportiva, un estreno con siete de medallas, cuatro de ellas de oro.

En la versión XXIII del certamen que aglutina a países bañados por aguas caribeñas y atlánticas concluido en la misma ciudad del norte colombiano los quisqueyanos han defendido el quinto puesto de las últimas tres citas con un incremento apreciable en medallas y el valor de estas.

Los duartianos cosecharon 30 medallas más en la ciudad de Shakira y Edgar Rentería que en la cita anterior de Veracruz 2014, una subida porcentual del 39% al pasar de 77 a 107. Y la subida llegó con valor, ya que las preseas doradas pasaron de 20 a 25, una subida del 25%.

Vista con un ojo crítico, las platas bajaron esta vez un 15% hasta 29 de las 34 en tierra mexicana, en tanto que el bronce subió un 130% en suelo cafetero hasta 53 con relación a las 23 de hace cuatro años.

El centenar

En 1974 cuando el país acogió la edición XII de los Juegos llegó en la décima posición con apenas un título y 16 preseas. Su cosecha más considerable vino como sede en Santiago ’86 con 69 medallas, pero a partir de Ponce ’93 comienza otro ciclo.

La introducción del Programa de Atletas de Alto Rendimiento, Nuevos Valores e Inmortales (PARNI) en 1996, la instauración de concentraciones con alimentación incluida y la llegada de entrenadores cubanos un año más tarde cimentó la base para el despegue, uno que parió en lo inmediato con el sexto lugar en Maracaibo ’98 con un récord de 71 medallas.

En el año 2001, el entonces secretario de Deportes, César Cedeño introdujo una medida revolucionaria con la asignación de recursos fijos a las federaciones para preparar sus programas.

Llegaron los XV Juegos Panamericanos en 2003 y dejaron un parque de instalaciones y deportes y en 2011 comenzó a funcionar el programa Creando Sueños Olímpicos (CRESO), una iniciativa privada que patrocina las carreras de atletas.

La ausencia cubana en San Salvador 2002 y Mayagüez 2010 (por diferencias políticas) permitió al país superar el centenar de preseas, por lo que es esta vez que los dominicanos pueden celebrar su primera cosecha de tres dígitos.

Los varones criollos dominaron la producción medallística por 62-39, aunque la diferencia fue más cerrada en el oro, 13-10, con dos en mixtos.

Fuente: Diario Libre

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba