Opinión

Qué se dice: Intolerancia criminal

Por: Claudio Acosta

Descartemos que el “atentado”, como fue descrito por las integrantes del movimiento por las tres causales acampadas desde hace mas de 40 días frente al Palacio Nacional, pueda ser obra de los grupos “provida”, como se autodenominan, pues por mas que el tema divida a quienes sostienen una posición u otra hay que resistirse a creer que las pasiones hayan llegado tan lejos como para defender la vida tratando de matar o hacer daño a quienes opinan de manera diferente.

Pero está claro que si se determina que, ciertamente, se trató de un hecho criminal tan grave, las autoridades están en la obligación de actuar identificando al responsable y sometiéndolo a la justicia, que no debe ser tan difícil ni tan complicado.

Según lo que explicaron las activistas de las tres causales, el caso está ya en manos de la Procuraduría General de la República y la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) de la Policía Nacional.

Pero dejaron bien claro que, a pesar de la gravedad y las implicaciones de lo que ha sucedido, no se dejarán amedrentar. Y hay que creerles cuando a continuación agregan que “seguiremos con mas fuerza que nunca” su lucha por la salud y la vida de las mujeres, por su derecho a decidir sobre sus cuerpos. Pero también hay que respetar su derecho a protestar como lo están haciendo, porque así lo consagra nuestra Constitución.

Es evidente que quien envió los bizcochos envenenados que intoxicaron al menos a once personas, algunas de las cuales continúan internadas, no piensan de esa manera, como también lo es que no pueden ser considerados “provida” aunque con su acción criminal crean haber servido a la causa de quienes defienden la prohibición absoluta del aborto.

Pero hasta que no sea identificado, apresado y sometido a la justicia no saldremos de las dudas, y ojalá que eso ocurra antes de que descubramos de la peor manera posible hasta dónde puede llegar la intolerancia cuando no se le pone freno a tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba