Opinión

QUÉ SE DICE: Falta una explicación

Por: Claudio Acosta

La decisión de la DGII de permitir que se pueda renovar el marbete vehicular sin que el contribuyente tenga que pagar las multas de tránsito pendientes desata el nudo que se formó cuando miles de ciudadanos descubrieron que aparecen registrados con multas que se niegan a reconocer porque alegan que nunca las cometieron, una vieja denuncia a la que nadie le hizo caso hasta que se convirtió en un problema mayúsculo, pero ese problema no se puede considerar verdaderamente resuelto hasta que las autoridades digan responsablemente qué fue lo que pasó y porqué pasó, pues solo así podrán estar en condiciones de garantizar que las multas fantasmas no volverán a aparecer. Sobre todo porque, como señala la ley 63-17, los ciudadanos no solo debemos estar al día con las infracciones de tránsito para sacar el marbete sino también para otras obligaciones legales como renovar la licencia de conducir, el seguro del vehículo u obtener un certificado de buena conducta, entre otras. ¿Se benefician de la gracia de la DGII los ciudadanos que, a la hora de realizar cualquiera de esas diligencias, se han tropezado conque tienen un montón de “multas fantasmas” que ignoraban que tenían porque nunca cometieron las infracciones? Es el caso del joven Joel Aquino Tejada, quien en el 2014 emigró a España junto a su madre y sus hermanas; como solo tenía 14 años, su cédula de identidad y electoral la sacó en un centro de cedulación de la JCE en la Madre Patria. En estos días Joel, que no ha regresado a República Dominicana desde entonces, se vio obligado a realizar una de esas diligencias porque quiere comprarse un carrito en España, pero todo está detenido porque, ¡oh sorpresa!, tiene 110 multas de tránsito pendientes de pagar por infracciones que nadie sabe explicarle cómo pudo cometer estando tan lejos de los laboriosos agentes de la Digesett. ¿Cómo pudo ser eso posible? ¿Quién garantiza, insisto, que eso no va a seguir pasando?

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *