Salud

¡Que las gafas no limiten tu vida!

Los problemas visuales han tenido un crecimiento vertiginoso en el mundo, de acuerdo con la OMS, 2.2 billones de personas tienen algún tipo de deficiencia visual. Sin embargo, con las nuevas tecnologías esto ya tiene solución.

Santo Domingo, R.D.- El Instituto Espaillat Cabral da a conocer su nueva tecnología, la más avanzada a nivel, para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Se trata del láser de femtosegundo LenSx® y el láser excímer WaveLight® EX500. Esta revolucionaria tecnología es 100% libre de bisturí y proporciona una precisión nunca antes vista en los procedimientos visuales correctivos.

Según explica el director médico del Instituto Espaillat Cabral, Arnaldo Espaillat, anteriormente se requería crear un colgajo muy fino de la córnea utilizando un bisturí afilado para luego poder aplicar el láser excímer.

“En la actualidad el láser de femtosegundo LenSx® es el que crea dicho colgajo con una precisión y seguridad mucho mayor, prescindiendo totalmente del bisturí. A continuación, con el láser excímer WaveLight® EX500, el cirujano oftalmólogo realiza un tratamiento de corrección de la visión de forma individualizada, según las características únicas de la córnea de cada ojo, alcanzando con mayor precisión, previsibilidad y seguridad una visión de alta calidad”, aclara el médico.

Asegura que el FemtoLasik tiene el potencial de mejorar no solo cuánto ve el paciente, sino también la calidad de su visión, refinando aspectos como la capacidad de diferenciar matices en colores y brillos, y la calidad de la visión nocturna, disminuyendo o eliminando la sensación de deslumbramiento o sensibilidad a la luz durante la noche.

“Previo al procedimiento, el oftalmólogo realiza una evaluación ocular general y estudios diagnósticos especializados para determinar si el paciente es candidato al mismo. Entre los requisitos están: tener 21 años o más, prescripción estable por más de un año y córneas sanas”, señala.

FemtoLasik es un procedimiento ambulatorio que utiliza solo anestesia tópica en gotas. La recuperación es prácticamente inmediata, pudiendo retornar al trabajo al día siguiente. El periodo de reposo para lectura intensa es de dos a tres días.

El resultado final es la visión más clara y nítida que se puede lograr, eliminando la necesidad de gafas o lentes de contacto o, según el caso, reduciéndolos a su mínima expresión.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias