Nacionales

Presentan Robots submarinos para pronóstico de huracanes

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), junto a la Autoridad Nacional de Asuntos Marítimos (Anamar), instalaron un planeador submarino en las aguas del mar Caribe, con el interés de lograr mayor precisión al momento de predecir la ruta e intensidad de los huracanes.

El presidente de Amanar en la República Dominicana, Pascual Prota Henríquez, expresó que el robot submarino que se instaló ayer a 5 millas del sur de Boca Chica, es parte del programa de planeadores que “han sido diseñados para determinar las condiciones que influyen en la formación y paso de los ciclones por el Caribe y el Atlántico”.

El proyecto contempla una inversión de cinco millones de dólares, donde se instalaran cerca de 25 robots submarinos y cada uno costaría alrededor de dos mil dólares, informó Prota Henríquez.

Cooperación de los EE.UU

Mientras, el director de la División de Oceanografía Física de la NOAA, Gustavo Goni, explicó que el proyecto será realizado por el Gobierno de Estados Unidos. “Este tipo de proyecto será posible gracias a la cooperación de países como Estados Unidos, que tienen los recursos económicos y tecnológicos”, dijo Goni.

Para la temporada de huracanes de 2019, los científicos de NOAA están lanzando estos vehículos de investigación en distintas costas de Puerto Rico, República Dominicana, Islas Vírgenes y Bahamas. Los planeadores son dispositivos autónomos no tripulados que están equipados con sensores para medir la salinidad y la temperatura a medida que se mueven a través del océano a diferentes profundidades.

La embajadora de los EE.UU, Robin Bernstein, reiteró su compromiso de trabajar con organizaciones de preparación y respuesta ante desastres naturales para mejorar aún más la capacidad de rescate del país.

Uso de planeadores oceánicos en la NOAA

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los EE.UU utiliza planeadores para monitorear las condiciones del océano en cada temporada de huracanes desde el 2014. Además, proporcionan datos de gran volumen y alta resolución en áreas donde las tormentas pasan con frecuencia, y donde por lo general hay una falta de observaciones oceánicas.

Fuente: El Caribe

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *