Nacionales

Por un cupo para inscribir a sus hijos padres amanecen en liceos de Villa Mella

Al menos 500 padres amanecen en el liceo Matías Ramón Mella tratando de obtener un cupo para inscribir a sus hijos en el tercero de media del primer ciclo, lo que antes era el primero de bachiller, y a pesar de que el personal del centro advierte que solo hay para 130 estudiantes.

Las madres, residentes en los sectores aledaños a la rotonda de Villa Mella, San Felipe, Licey, La Esperanza, Punta, kilómetro 18, aseguran que en los centros de esos barrios los han rechazados porque ya no hay cobertura.

Algunas de las familias dicen que en otros liceos muy distantes y en zonas rurales, como en el kilómetro 20 y Mata San Juan, hay cupos, pero que temen enviar a sus hijos a esos lugares por seguridad y también por costo que representaría el pago de transporte.

Madres hacen turno este miércoles 11 de julio en el liceo Matías Ramón Mella para poder inscribir a sus hijos. La mayoría se vieron obligadas a amanecer para lograr conseguir un cupo de 130 que hay.

Madres hacen turno este miércoles 11 de julio en el liceo Matías Ramón Mella para poder inscribir a sus hijos.

Francisca Santana amaneció hoy jueves en el liceo Matías Ramón Mella desde ayer a las 12:00 del mediodía para tratar de inscribir a su hermana de 15 años, quien concluyó básica en una escuela de la comunidad de Licey, en donde hay dos escuelas próximas, pero no liceos.

El plantel que le quedaba más cerca es el de liceo San Felipe, pero en este hace varios días que ya no permiten estudiantes de nuevos ingresos. En este centro los padres deben madrugar todos los años para poder obtener un número disponible de la lista que se distribuye a esas horas.

También Elizabeth Contreras, quien procura matricular a su hijo, también de 15 años, sostiene que se mudó próximo al Matías Ramón Mella y que ese es el que más le conviene, pero que tampoco hay espacios en otros centros.

Emiliana Morel programa mudarse de Sabana Perdida, desde hace unos meses, a San Felipe y se ha mantenido haciendo diligencias para inscribir a una nieta de 16 años, pero no lo ha logrado. Dice estar desesperada.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *