Actualidad

¿Por Qué No Puedo Tener Orgasmos?

Si estás convencida que eres la única mujer en el mundo que NO puede llegar al clímax, mientras que todas las demás están llegando al placer máximo (doble, triple, cuátruple) sin siquiera la ayuda de un hombre, estás muy, pero MUY equivocada.

De acuerdo a un estudio reciente de los Archivos de Conducta Sexual, sólo el 65% de las mujeres son capaces de tener un orgasmo durante el coito. Esto quiere decir que el resto (35%) NO pueden llegar al clímax en el sexo. Y luego hay otras mujeres que, independientemente del sexo, no han sentido un orgasmo NUNCA.

¿Qué te detiene?

Puede ser, desde los efectos secundarios de un medicamento, hasta problemas de intimidad y autoestima.

Un problema común que le sucede a muchas comunes, es que no tienen la oportunidad de conocerse a sí mismas. Y debido a que el sexo y la masturbación sigue siendo un tema tabú en nuestra sociedad, la mayoría no exploramos, experimentamos o descubrimos lo que nos gusta.

También hay problemas de salud involucrados, según HealthLine. Ciertas condiciones, como la diabetes y esclerosis múltiple, pueden afectar los nervios y, por ende, los orgasmos. Y si estás lidiando con depresión, ciertos antidepresivos pueden interferir con tu habilidad para llegar al clímax.

Habla con tu doctor sobre tus opciones; si bien es cierto que muchos medicamentos pueden tener un impacto en tu libido, tu vida sexual no tiene que lidiar con las consecuencias.

Empieza por tu cuenta

Puedes aprender MUCHO de ti misma a través de la masturbación. Si nunca has tenido un orgasmo, es momento de que empieces a explorar tu cuerpo ¡ahora! No pienses en el orgasmo todavía; tómate tu tiempo para tocarte, explorar tu cuerpo y conocer tu placer.

Explora y fantasea

No te vayas directamente por el placer. Trata de explorar diferentes partes de tu cuerpo con tus manos, juguetes sexuales u otros productos eróticos.

Pon atención a lo que te excita y lo que no. Por ejemplo, si usar un vibrador no te hace sentir nada, déjalo y practica con la estimulación de clítoris. Es a través de la práctica que lograrás buenos resultados.

Al mismo tiempo, te recomiendo usar tu imaginación y explorar tus fantasías más salvajes. Ábrete a la idea de leer novelas rosas, ver porno y fantasear. La mente es mucho más importante para el orgasmo de lo que crees.

Acércate a tu clítoris

La mayoría de las mujeres necesitan estimulación clitoral para llegar al orgasmo, y la mayoría de las posiciones sexuales no ofrecen suficiente fricción para llegar al placer máximo.

Casi el 80% de las mujeres responden a la estimulación de clítoris, según Metro News. Y no se trata de encontrarlo (porque no es tan difícil de hallar), sino de aprender a manejarlo. Hay mujeres que necesitan estimulación directa, otras indirecta. El punto es explorar, practicar y descubrir lo que tu cuerpo necesita.

Tu mente

La ansiedad usualmente tienen mucho que ver con la inhabilidad general para llegar al orgasmo; y es que tantas mujeres se presionan por el placer máximo, que no se permiten disfrutar todo el proceso.

¿Te preocupa no tener un orgasmo? ¿Te estresa lo que tu pareja piense de ti? Tu emoción debe ser MÁS grande que cualquier tipo de ansiedad. Y si es muy difícil para ti, primero tendrás que aprender a relajarte. Si es posible con un terapeuta, mejor.

¿Qué es lo que quieres?

Cuando por fin encuentres algo que se siente increíble a solas, comunícaselo a tu pareja. Ya sea durante el sexo o a través de señales implícitas (como los gemidos), es importante que comuniques lo que quieres.

Trata de vocalizar todo, desde la forma en que quieres que te toquen, hasta el tipo de sexo y posiciones que te gustan. No puedes esperar que tu novio lea tu mente o tu cuerpo todo el tiempo. Tu orgasmo también es TU responsabilidad.

También es importante tomar nota del tipo de sexo que funciona para ti. Por ejemplo; si eres alguien que valora el sexo con una persona cercana a ti, te será más difícil llegar al orgasmo con una pareja casual.

Fuente: Eme de mujer

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *