Internacionales

Padre e hijo médicos mueren por COVID-19

Miami.- La ciudad de Haialeh, en el condado de Miami-Dade, en Florida, está más que triste por el fallecimiento por coronavirus de un padre y su hijo con una semana de diferencia.

Ambos médicos eran muy conocidos por su entrega a los pacientes y la pasión por la medicina.

El doctor Jorge A. Vallejo, de 89 años, obstetra y ginecólogo retirado, falleció el 27 de junio, Seis días después murió Carlos Francisco Vallejo, de 57 años, su hijo, publica hoy el Nuevoherald.com.

Los Vallejo eran originarios de Guantánamo, Cuba.

Según el citado medio, Jorge A. Vallejo llegó a Florida en una balsa con dos de sus tres hijos en 1965. Su último vástago no había nacido.

Ya era médico cuando pisó la tierra famosa por la promesa de abrir las posibilidades y hacer real el “sueño americano”. Pero fue diez años después que ejerció hasta dominar el inglés y lograr conseguir la certificación de ginecobstetra, dice la historia de esta familia publicada por el diario de Florida.

El gincobstetra Jorge A. Vallejo, quien falleció por coronavirus en pasado mes de julio.

Jorge Vallejo recibió el que en su momento fue considerado el bebé más pequeño nacido en Estados Unidos, en 1992, en el hospital de Haialeh. La niña nacida, después de 22 semanas y llamada la “El bebé milagroso”, pesó 15 onzas, menos de una libra. Hoy, la niña tiene 28 años.

Entre sus pacientes estaba incluso la estrella de la música cubana, Celia Cruz. Jorge Vallejo estaba jubilado desde el 2005 cuando falleció su esposa.

En Florida han fallecido 8.277 personas por coronavirus

Hasta ayer, en Estados Unidos habían fallecidos 163.370 personas por coronavirus y más de 5 millones de personas están contagiadas del virus, según la Universidad Johns Hopkins. De esa cifra, Florida aporta 8.277 decesos y 536.961 positivos.

Su hijo Carlos Francisco, internista, apagó sus ojos definitivamente el 1 de agosto después de batallar con el virus por 42 días en una unidad de cuidados intensivos de Cleaveland Clinic Florida, en Weston.

Lissette Vallejo, de 57 años, su esposa, relata que Carlos Francisco fue director de la junta directiva del Palmetto General Hospital y dirigió equipos en tres residencias de ancianos en el sur de Florida.

Según sus familiares, el facultativo atendía 76 pacientes de coronavirus.

Otros cinco familiares de los Vallejo se contagiaron del virus, incluido la esposa de Carlos Francisco.

“Era un médico tan dado que si sus pacientes estaban pasando por un momento difícil los atendía gratis y les decía que no se preocuparan”, dijo Kelvin Vallejo, uno de los tres hijo de Carlos.

Sus tres vástagos afirman que este tomó todas las precauciones para seguir viendo a sus pacientes mientras luchaban contra el virus en el hospital y centros de rehabilitación.

“Muchos de estos pacientes están asustados y solos. Muchas familias no son capaces de despedirse de ellos. Eso es una tragedia”, dijo Charlie Vallejo, otro de sus hijos. EFE

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba