Internacionales

Muerte por ébola en una gran ciudad de la RDC aumenta riesgo de propagación

La República Democrática del Congo «RDC» registró hoy miércoles su primera muerte por ébola en una gran urbe de casi un millón de habitantes en el noreste del país «Butembo», lo que aumenta el riesgo de propagación del virus, informó hoy la Organización Mundial de la Salud «OMS».

“La buena noticia es que el caso ha sido detectado rápidamente, la respuesta ya está en marcha”, escribió hoy en Twitter el jefe de operaciones de emergencia de la OMS, Peter Salama.
La ciudad de Butembo, de unos 700.000 mil habitantes, es la más grande de la provincia de Kivu del Norte y es un pujante enclave comercial para los bienes de consumo que entran en el país desde el este y para todo tipo de exportaciones a través de Uganda.

“La mala noticia es que aumenta el riesgo de una mayor propagación, y el tener ébola en un centro urbano hace mucho más difícil la erradicación del brote”, señaló Salama.

Se estima que esta última epidemia, declarada el pasado 1 de agosto y que hasta ahora ha afectado las provincias de Kivu Norte e Ituri, se ha cobrado la vida de 85 personas, 54 de ellas confirmados como casos positivos, según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad de este país africano.

El número total de contagios asciende a 124, una cifra que se desglosa en 31 probables y 93 confirmados, a fecha de este lunes.

La RDC ha experimentado 10 brotes de ébola desde 1976, siendo este el segundo de 2018 y el peor de la última década, ya que se trata de la cepa Zaire; la más mortal que existe.

El virus se transmite a través del contacto directo con la sangre y los fluidos corporales contaminados, transmite fiebre hemorrágica y puede llegar a alcanzar una tasa de mortalidad del 90% si no es detectado a tiempo.

La peor epidemia de ébola conocida en el mundo se declaró en marzo de 2014, con primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakry, desde donde se expandió intensamente a Sierra Leona y Liberia.

La OMS marcó el fin de esa epidemia en enero de 2016, después de registrarse 11.300 muertes y más de 28.500 casos, aunque la agencia de la ONU ha admitido que estas cifras pueden ser conservadoras. EFE

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba