Deportes

Marcos Díaz, con reto de concienciar los gobiernos en lucha contra dopaje

Desde el pasado 30 de octubre, Marcos Díaz asumió uno de sus grandes retos en su carrera ligada al deporte al ser escogido para presidir el comité ejecutivo para la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esa posición lo incluye dentro del selecto grupo de dominicanos que, en el nivel internacional, ocupa o ha ocupado posiciones de liderazgo; entre esos nombres se mencionan a Roque Napoleón Muñoz, José Joaquín Puello Herrera, Luisín Mejía, Cristóbal Marte, entre otros. El comité ejecutivo que lidera Díaz, incluye un relator y cuatro vicepresidentes, función que en dos ocasiones anteriores ocupó el dominicano (2013-15/2017-19).

La diferencia, en su caso, es de un nivel mayor en términos de impacto en forma directa entre los gobiernos y los deportes. Esa Convención, explica, “es el instrumento que vincula a los gobiernos a un compromiso para proteger el deporte contra el dopaje”.

En UNESCO el mundo se divide en seis zonas, en tanto que en la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) es en cinco. Díaz tenía que conseguir ser el candidato del Grupo 3, que es Latinoamérica y el Caribe, los restantes cinco son el Grupo Asiático, el Árabe, el Africano, Norteamérica, el Centro y el Norte de Europa, para completar seis zonas, que le dieron el favor de pasar a presidir la asamblea del pasado 30 de octubre.

Un poco de contexto servirá para explicar la intención que se busca con la aplicación de esta Convención. La AMA, creada en 1999, con el objetivo de normar y ser órgano regulador del dopaje en el deporte a nivel mundial y establece, crea y publica el Código Mundial Antidopaje, que es un conjunto de reglas de donde se desprende todo lo relacionado con el sistema antidopaje internacional.

Pero ese Código, creado por la AMA carece de fuerza de Ley, de manera particular, en todos los países y, explica Díaz, “los gobiernos no son signatarios del código, porque son gobiernos soberanos. Tú no puedes estar sub judice a un organismo creado por el deporte”. La AMA no puede imponerle algo a un gobierno. Los signatarios del Código de la AMA, señala, son el Comité Olímpico Internacional, los comités olímpicos nacionales (como el Comité Olímpico Dominicano), las agencias nacionales antidopajes, las federaciones internacionales y las nacionales y los atletas. Pero faltaba algún mecanismo que ayudara a frenar o controlar el avance de las sustancias dopantes en el deporte y surge la Convención, creada en el 2005 a la cual, recuerda, República Dominicana se adhiere en septiembre de 2012 “y para adherirse –primero- la pasó por el Congreso”, expuso Díaz.

¿Qué significa esto? “Al pasar por el Congreso adquiere estatus ¿sabes de qué ley? A la par con la constitución de tu país”, que equivale más bien a los 188 países signatarios “de la Convención internacional más lograda”, en términos de su aprobación acelerada en la historia de la UNESCO.

Dentro de la Convención, explica el también viceministro de Deportes, está el código antidopaje. “La Convención es el instrumento que compromete a los gobiernos” a dar garantías al cumplimiento del Código Mundial Antidopaje de la AMA y en consecuencia le toca a Díaz llevar a cabo el que los gobiernos tomen conciencia de este mecanismo.

La misión del comité ejecutivo que encabeza Díaz consiste en “cumplir y hacer cumplir la Convención, más las resoluciones que se emitan” en determinada asamblea. Díaz fue elegido el pasado 30 de octubre en la asamblea de los estados que han ratificado la Convención y tendrá dos años para cumplir las resoluciones y lo que ordene la convención internacional. “Mi vinculación es exclusivamente con los gobiernos, que se tengan las legislaciones ordenadas, que se cumpla con los compromisos”, manifestó Díaz.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *