Internacionales

Maduro anuncia la captura de un estadounidense que supuestamente estaba espiando dos refinerías en Venezuela

Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la captura de un ciudadano estadounidense al que acusó de estar espiando dos refinerías.

«Están todas las pruebas, las fotografías, los vídeos. Este espía es un marine que estuvo prestando servicios como marine en bases de la CIA en Irak», dijo Maduro durante un acto del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela transmitido por la televisión estatal.

El mandatario venezolano afirmó que el detenido estaba en posesión de armamento «pesado» y «especializado»; y que tenía «gran cantidad de dólares en efectivo».

Agregó que el caso había sido puesto en manos de la Fiscalía, que adelanta las investigaciones.

Maduro dijo que las refinerías que estaba espiando el ciudadano estadounidense son las de Amuay y Cardón, ubicadas en el estado Falcón (occidente del país).

Indicó, además, que hace dos días el vicepresidente y ministro del Petróleo, Tareck El Aissami, «junto a un grupo de expertos, ingenieros, científicos y tecnológicos», descubrieron «un plan para ocasionar una explosión en la refinería de El Palito«, una de las mayores del país.

El gobernante anunció que posteriormente se divulgarán más detalles del caso y afirmó que estas acciones forman parte de «una guerra de venganza del imperio gringo contra Venezuela» con el objetivo de evitar que Venezuela produzca derivados del petróleo.

«Ha sido capturado este espía, fue detectado este plan, desmontado este plan y estamos activados al 100% para garantizar la seguridad física de nuestras instalaciones estratégicas, nuestras instalaciones petroleras», dijo.

Pese a asegurar que cuenta con las reservas probadas de petróleo más grandes del mundo, Venezuela sufre una grave crisis por falta de gasolina, cuya venta está racionada, lo que obliga a muchos ciudadanos a hacer filas de varias horas para poder repostar.

Aunque Venezuela no ofrece datos oficiales sobre su producción de petróleo, fuentes secundarias citadas por la OPEP estimaban que para julio de este año se ubicó en 339.000 barriles diarios, apenas una fracción de los tres millones de barriles que el país llegó a producir en 1998, antes de la llegada al poder de Hugo Chávez.

La producción de crudo y su capacidad de refinación se han visto afectadas en los últimos años por las sanciones impuestas por Estados Unidos en contra del gobierno de Maduro, al que Washington considera como un mandatario ilegítimo.

Numerosos expertos coinciden en señalar que la crisis petrolera de Venezuela había empezado mucho antes de la imposición de sanciones por parte del gobierno de Donald Trump y que tiene sus orígenes en la falta de mantenimiento e inversión, en la politización de la petrolera estatal Pdvsa y en la pérdida de capital humano, entre otros factores. EFE

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba