Deportes

Los Tatis: un vínculo padre-hijo muy especial

Hace un par de semanas, al dominicano Fernando Tatis Jr. le pidieron escoger una superestrella a la que usa como ejemplo para manejar la fama y la atención de la mejor manera.

Hay un solo atleta profesional – uno ya retirado, de hecho – al que trata de imitar. Pero si bien este deportista tuvo una buena carrera de 11 años en las Grandes Ligas, nadie se refería a él como una superestrella.

“Hay muchos ejemplos muy buenos allá afuera, pero mi ejemplo siempre es mi papá”, dijo Tatis Jr. “Él es el quien me pone los pies en la tierra. Y también el que me pone bien alto. Me dice qué es lo que debo hacer. Siento que él ha sido una de las claves más importantes de mi éxito”.

El éxito de Tatis Jr. no ha dado ninguna señal de estar disminuyendo. Pocos jugadores en la historia han logrado tanto a tan corta edad. Sin contar la jornada del domingo, Tatis Jr. todavía no había jugado ni siquiera 200 juegos en las Grandes Ligas, pero ya tiene 61 jonrones (el más rápido en la historia en llegar a esa cifra) y está entre los líderes de la liga en bambinazos, carreras empujadas y OPS.

Tatis es la cara emergente del béisbol y la primera persona que pensó que eso era posible fue su padre, Fernando Tatis, quien vio a su hijo dominar en cada nivel, a pesar del hecho de que su cuerpo era todavía el de un adolescente.

“Desde el principio yo sabía, no hay dudas”, dijo Tatis padre esta semana desde su casa en la República Dominicana. “Cuando tenía 14 años, nadie me creía las cosas que yo decía sobre él, que iba a ser una superestrella, porque era muy flaco y no tenía la altura de los otros muchachos. Todos eran más altos”.

“Yo lo que decía era, ‘Eso no importa’. Ese muchacho va a ser una superestrella, porque yo había visto las cosas que hacía desde que estaba en las Pequeñas Ligas. Nadie juega como él. Puede correr, batear, fildear. Sabe cómo jugar béisbol y es inteligente. Desde aquel entonces yo me di cuenta”.

No, aquello no era simple habladuría de padre. Tatis Sr. estaba viendo perfectamente claro, incluso gran parte de la industria del béisbol aún no se daba cuenta. Tatis Jr. no estaba entre los prospectos mejor ranqueado de los Medias Blancas cuando los Padres lo adquirieron a mitad de la temporada 2016.

Cinco años después, Tatis Jr. ha cautivado a una ciudad y a un deporte, y es el dueño de un nuevo contrato de 14 años, el más largo en la historia del béisbol. La noche del jueves, conectó su 22do jonrón de la temporada frente a un repleto Petco Park. El sitio estalló. Los fanáticos cantaron “JMV” por varios minutos luego de que Tatis tirara el bate e hiciera su “pasito” antes de llegar a tercera base.

Tatis Jr. se vuela la cerca

“Es increíble”, dijo Tatis padre. “Impresionante. ¿Sabes lo que veo? Veo a un muchachito que ha trabajado muy duro desde que tenía 7, 8 años, y que ahora está viendo los resultados. Me siento muy emocionado y muy orgulloso”.

En cuanto a la carrera profesional de su padre, Tatis Jr. recuerda especialmente su paso por los Mets entre 2008 y 2010. Todos esos días que el jovencito pasó en el terreno y en el clubhouse estuvo evidentemente prestando atención.

“Él era un ejemplo de cómo manejarme en cada situación del juego”, dijo Tatis Jr. “Yo tenía un ejemplo al frente mío desde que era un niño. He estado aprendiendo desde que era pequeño y ahora aquí estamos”.

Eso es cierto durante los momentos buenos y los malos. Tatis Jr. no arrancó bien la temporada 2021 y luego pasó 10 días en la lista de lesionados tras dislocarse parcialmente el hombro izquierdo. De cierto modo, el torpedero estaba sintiendo el paso de su extensión de contrato récord y las expectativas que venía con ello.

¿Su gran apoyo por aquellos días? Las conversaciones telefónicas noche tras noche con su padre, que incluso viajó personalmente a San Diego. El mensaje del padre al hijo era usualmente el mismo:

“Tú sabes todo lo que has trabajado para llegar aquí”, solía decirle Tatis padre. “Ve a jugar y ponlo en el juego. Y manten las cosas simples”.

Otro mensaje frecuente:

“Tienes que divertirte, porque uno tiene que disfrutar lo que hace. Tú amas al béisbol. Es un juego. Eso es todo”.

En un deporte lleno de estrellas jóvenes, pareciera que Tatis Jr. está al frente de la caballería, expandiendo los límites del deporte y las reglas no escritas. Todo eso podría ser algo natural para él.

Los Tatis son una familia competitiva. Suelen jugar vitilla en su casa de San Pedro de Macoris. Esta temporada, se hizo público un video de la familia jugando el tradicional juego. Allí podía verse a Tatis padre, a sus 46 años, conectando un “jonrón” en plena calle, antes de dar dos pasos y levantar los brazos haciendo la señal de la paz.

Evidentemente, se ha sido la norma en el hogar de los Tatis por muchos años.

“Si ponemos cámaras alrededor de la casa y le mostramos a la gente algunas de las cosas que hacemos, seríamos ricos”, soltó una risa Tatis padre. “Nos divertimos mucho, disfrutamos cada día que pasamos juntos”.

Y ese es el lazo más importante entre los Fernando y toda la familia: su madre María, sus hermanos Joshua, Elijah y Daniel y su hermana María.

No son muchos los momentos en los que están todos juntos. Se trata de una familia ocupada, después de todo. Elijah es un prospecto en la organización de los Medias Blancas. Pero cuando la familia se junta, la fiesta empieza temprano.

“Es algo bien importante para nosotros cuando podemos juntarnos”, dijo Tatis padre. “Sea en Dominicana o en Estados Unidos, es un momento bien feliz para nosotros. Disfrutamos cada momento juntos. La familia es todo. Le mostramos eso desde el principio. La familia es todo para nosotros”.

Tatis Jr. recibió el mensaje.

“Es la parte más importante de mi éxito”, dijo el joven.

Un hombre de familia en todo sentido. Como su padre.

Fuente: MLB

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba