Deportes

Los Tampa Bays Rays aseguran boleto a octubre con la mira todavía en la corona del Este

“Ha costado mucho llegar hasta aquí. Creo que todo el mundo es consciente de ello”, dijo Cash. “Realmente elogio a este grupo y [estoy] feliz de que estemos dentro. Y ahora, a ver adónde llegamos”.

Baltimore.– Pocos minutos después de que el fly de sacrificio de Cedric Mullins aterrizara en el guante del dominicano Manuel Margot, con una gran celebración afuera en el terreno, el manager de los Rays, Kevin Cash, se dirigió brevemente a su equipo. Los felicitó por conseguir un lugar en la postemporada por quinto año consecutivo, reconoció todo lo que costó llegar allí y elogió a todos los que han contribuido a lo largo del camino.

“Ha costado mucho llegar hasta aquí. Creo que todo el mundo es consciente de ello”, dijo Cash. “Realmente elogio a este grupo y [estoy] feliz de que estemos dentro. Y ahora, a ver adónde llegamos”.

Pero los Rays esperaban otro tipo de celebración la tarde del domingo. Eso era evidente dentro del clubhouse de visitantes, donde los muebles habían sido retirados y las láminas de plástico estaban enrolladas por encima de una fila de lockers. En lugar de rociar champán estruendosamente, un pequeño grupo de jugadores compartió tranquilamente un trago.

Sí, los Rays se aseguraron un puesto en los playoffs gracias a la derrota 9-2 de los Rangers ante los Guardianes. Pero unos 35 minutos después de que terminara ese juego, Tampa Bay cedió una ventaja en el noveno inning y perdió finalmente ante Baltimore por 5-4 en 11 entradas. De esa forma, los dos rivales del Este de la Liga Americana dividieron esta serie crucial de cuatro encuentros.

“Ese es un equipo muy bueno y ha sido un juego de béisbol increíble”, comentó el presidente del departamento de operaciones de béisbol de los Rays, Erik Neander. “Ciertamente, se siente el ardor de perder un partido como ese, y se entiende su importancia. Pero que este equipo esté en esta posición, eso habla mucho más de nuestros muchachos que el resultado de este juego en particular”.

Los Rays son uno de los tres equipos que han llegado a la postemporada cada año desde el 2019, junto con los Bravos y los Dodgers, y es probable que los Astros, líderes del Oeste de la L.A., se unan a ese grupo. Son el octavo club en la era del Comodín (desde 1995) en llegar a los playoffs cinco años seguidos.

Esa historia es una de las razones por las que los Rays no se conforman con llegar a la postemporada por novena vez desde el 2008.

Todavía tienen sus miras puestas en un quinto título del Este de la L.A., creyendo que evitar una Serie de Comodines al mejor de tres les presentaría su mejor camino para tratar de ganar la Serie Mundial en la historia de la franquicia. El resultado del domingo no garantizó nada para ninguno de los dos clubes, pero dificultó un poco más las posibilidades de los Rays de lograr ese objetivo.

“No puedo decir que esté muy emocionado ahora mismo. Dale un poco de tiempo, tal vez”, reconoció el relevista Pete Fairbanks. “Obviamente es algo. Sabemos que estamos ahí, y ahora es el momento de centrarnos en lo que realmente queremos”.

Los Rays y los Orioles se presentaron en Camden Yards el domingo con un número mágico de uno, necesitando una victoria en el último de la serie o una derrota de los Marineros o los Rangers. Técnicamente, llegaron a la postemporada al mismo tiempo, los dos primeros equipos en entrar en clasificar en la L.A., ya que la derrota de Texas en Cleveland terminó sólo momentos antes de que Adam Frazier bateara un doblete al jardín izquierdo ante Fairbanks en la novena entrada para empatar las acciones en Camden Yards.

En dos ocasiones, los Rays estuvieron a un out de ganar el duelo del domingo y llevarse la serie.

Tenían una ventaja de 3-1 en la parte baja de la octava entrada después de los jonrones consecutivos del campocorto Tristan Gray y el panameño Christian Bethancourt. Pero Adley Rutschman conectó un cuadrangular ante Fairbanks (al que se le pidió que sacara seis outs por primera vez desde el 22 de junio del 2021, una clara señal de la importancia del cotejo) en la octava para reducir la diferencia, y luego Frazier empató con dos outs en la novena.

Los Rays anotaron una carrera con un par de rodados en la 10ma, sólo para que Rutschman empatara con un sencillo al centro de Shawn Armstrong tras dos outs. Después de mantener Tampa Bay sin anotar en el 11, Baltimore jugó para una carrera y consiguió su objetivo.

El toque de sacrificio de Ryan O’Hearn movió al corredor automático Rutschman a la tercera base y luego Mullins bateó un largo elevado al central que permitió a los Orioles y a su frenética multitud en casa celebrar el primer pase del club a la postemporada desde el 2016.

“Dos grandes equipos se enfrentaron. Hicimos todo lo posible para ganar el partido, y luego ellos respondieron y volvieron a hacer todo lo posible para ganar”, relató Cash, que fue expulsado por discutir un medio-swing en la novena entrada. “Vimos un gran pitcheo, una gran defensa, un bateo oportuno. Lo vimos todo. Nos quedamos un poco cortos justo al final”.

Como los probables candidatos a ser el primer sembrado de la L.A. y el primer Comodín, es posible – tal vez incluso probable – que el domingo no sea la última vez que los Rays y los Orioles se vean este año. Podrían volver a verse las caras en octubre.

Los Rays aún esperan que sus celebraciones más importantes estén por llegar.

“Cuando miras el panorama general, es béisbol de postemporada. Es lo que quieres hacer. Es el objetivo”, recordó Brandon Lowe. “En cierto modo comienza el siguiente objetivo de ganar la Serie Mundial. Es otro paso que tenemos que dar”.

Las Mayores

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba