Nacionales

Los que convocaron marcha haitiana, dan marcha atrás

Los organizadores de la marcha haitiana para exigir el apoyo de la comunidad internacional para superar la crisis humanitaria y de seguridad que vive Haití suspendieron esta actividad en la República Dominicana tras la desautorización del Ministerio de Interior y Policía.

El representante en el país del movimiento global que realizará esta manifestación simultánea en 68 países como Estados Unidos, Francia, Canadá y Chile, dijo que hasta ayer contaban con el permiso de las autoridades dominicanas y que tras organizar una rueda de prensa para anunciar la marcha sorpresivamente se enteró que ya no podían realizar la actividad.

«Nosotros como representantes de este movimiento global hicimos todas las diligencias requeridas por las autoridades y en el día de ayer luego de tener los permisos correspondientes convocamos a los medios de comunicación para hacer pública la actividad que busca exactamente los mismos objetivos del Gobierno dominicano», indicó.

Reiteró que el movimiento que representa es pacífico y no tenían ninguna intención de alterar el orden público y la paz social, aspectos con los cuales se justició Interior y Policía para prohibir la manifestación.

«El Ministerio de Interior ha desautorizado la marcha, nos sorprende, pero respetamos y acogemos esto como nos manda la palabra de Dios», concluyó.

Este jueves el pastor John Henrys Santana y el obispo Gregory Toussaint dijeron en una rueda de prensa conjunta realizada en la ciudad de Miami y la Iglesia Tabernáculo de Dios en Santo Domingo, que la suspendida marcha estaba pautada para las 12:00 del mediodía, iniciando en la intersección de las avenidas 27 de febrero con Manuel de Jesús Troncoso en el Distrito Nacional, donde se encuentra la iglesia Tabernáculo de Dios, recorriendo por esta última hasta la Roberto Pastoriza, hasta llegar al Parque de La Lira en la avenida Abraham Lincoln y retornar por la misma ruta al punto de inicio.

Entre los objetivos principales de las concentraciones está abogar por la aprobación en el Congreso de Estados Unidos del proyecto de ley que busca combatir las pandillas en Haití y que se revelen los nombres de quienes las financian y se incauten sus bienes, mostrar apoyo a la agenda del presidente Joe Biden y pedir la extensión más allá de dos años del programa Palabra Humanitaria con la que se asiste a ese país mediante la llegada de haitianos a Norteamérica.

Los organizadores de la actividad habían recalcado que los grupos nacionalistas dominicanos no tenían que sentir ninguna preocupación porque lo que buscan con estas manifestaciones es crear un mejor Haití, lo que reduciría las presiones migratorias de haitianos hacia este país.

diariolibre

Relacionados

Botón volver arriba