Internacionales

Los espinosos casos de abusos por parte de altos prelados en la mesa del papa

La condena al cardenal francés y arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, por encubrir abusos a niños por parte de un cura de su archidiócesis y de los que tuvo conocimiento en 2014, se suma a los otros espinosos casos de altos prelados que en los últimos meses se encuentran en el escritorio del papa Francisco.

– Condena por abusos al cardenal australiano George Pell.

El papa ha ordenado a la Congregación para la Doctrina de la Fe que comience a recoger información sobre este caso, ya que según las leyes de la Iglesia no se puede proceder canónicamente hasta que se concluya el proceso civil en su última instancia para no entorpecer la Justicia de cada país.

Por el momento, la única medida tomada por el Vaticano ha sido confirmar las medidas cautelares ya dispuestas al cardenal Pell, que fue encarcelado y ha presentado en apelación: “la prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal y el contacto, en cualquier modo y forma, con menores de edad”.

– Acusaciones de abusos contra el nuncio apostólico en Francia, Luigi Ventura.
Tres adultos han denunciado en Francia haber sufrido tocamientos por parte de Ventura y a esto se ha sumado la existencia de otra denuncia por agresión sexual desde Canadá, donde fue nuncio con anterioridad.

Como diplomático italiano, Ventura goza de inmunidad y no puede ser interrogado ni juzgado por otros países, por lo que las autoridades francesas ya han pedido al Vaticano que la revoque para que pueda responder de sus actos ante la justicia francesa.

En anteriores casos como con el nuncio en la República Dominicana, Jozef Wesolowski, acusado por delitos de abuso de menores o el sacerdote Carlo Alberto Capella, exconsejero de la nunciatura en Washington, fueron obligados a regresar a Roma para comparecer ante el tribunal del Vaticano.

– El exobispo argentino Gustavo Zanchetta, acusado de abusos y con un puesto como consejero de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA).

Zanchetta, de 54 años, está acusado en Argentina por abusos sexuales en un seminario y en 2017 presentó su renuncia como obispo de Orán aludiendo que estaba enfermo, y primero fue a España y después se le buscó un cargo como consejero de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA).

Ahora se conoce que los motivos de su salida repentina de Argentina fueron las acusaciones de abusos, pero la pregunta es si en el Vaticano o el mismo papa Francisco conocían esto.

Por el momento está siendo investigado por presunto abuso sexual y de poder por la Congregación para los obispos y ha sido suspendido de sus funciones en la estructura de la Curia Romana.

– El obispo de Kerala, Franco Mulakkal, arrestado por violencia sexual contra una monja.

El obispo está acusado de haber violado a una religiosa de 46 años varias veces entre 2014 y 2016, y actualmente se encuentra en libertad bajo fianza.

Se le acusa de violencia sexual múltiple contra una monja, pero siempre ha reiterado su inocencia y asegura que las acusaciones son solo por envidia.

El papa le retiró momentáneamente de su cargo y envió a un administrador apostólico a la diócesis, pero religiosos y asociaciones de fieles han pedido al nuncio apostólico en India, Giambattista Diquattro, y al presidente de la Conferencia Episcopal india, el cardenal Oswald Gracias, que el obispo sea castigado. EFE

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *