Actualidad

La verdad absoluta del elusivo Punto G

El punto G es como el Pie Grande de la vagina. Hay personas que JURAN que existe, pero nunca nadie ha ofrecido evidencia más sustancial, además de anécdotas. Mientras tanto, las mujeres seguimos en busca de un botón mágico para el orgasmo que posiblemente no sea nada más que una porción interna del clítoris.

Y perdón por llegar aquí de aguafiestas, pero temo decirte que esos orgasmos mágicos que has estado experimentando no son lo que crees. Pero no todo es malo. Hay cosas del punto G que seguro no sabes y que podrías aprovechar más adelante.

Qué es el Punto G

El punto G ha sido descrito como una zona erótica pequeña en la pared frontal de la vagina que provoca orgasmos intensos con la estimulación correcta. Se cree que está en el punto donde se juntan la uretra, clítoris y vagina.

El invento del punto G

Lo peor del punto G es que se llama así por el hombre que lo “descubrió” por primera vez en 1950. Su nombre fue Ernest Grafenberg y escribió del punto G en un ensayo enfocado al rol de la uretra en el orgasmo femenino.

¿Por qué ha existido por tanto tiempo?

Después de que Grafenberg lo “descubriera,” otros científicos siguieron investigando. Esto es raro y perturbador, pero la mayoría lo hicieron con cadáveres de mujeres. Algunos de estos científicos decían haberlo encontrado. Pero según un reporte de Vice, estos estudios se desarrollaban típicamente en sólo un cadáver, así que los resultados son… cuestionables.

El orgasmo vaginal

Y mientras se hacían estas investigaciones, las mujeres alrededor del mundo estaban haciendo sus propias exploraciones para identificar la diferencia entre el orgasmo vaginal y el de punto G.

Aquí es donde se vuelve importante el punto C: el descubrimiento del clítoris y el rol que tiene en el placer sexual femenino ha sido descartado por la idea de la existencia del orgasmo vaginal. Hay cada vez MÁS investigaciones que demuestran que la ÚNICA estructura responsable del orgasmo femenino es el clítoris, y el orgasmo vaginal sólo sucede como resultado de una estimulación interna del clítoris.

Lo que mató al punto G

En el 2017, un equipo de investigadores hicieron el estudio más extenso de la existencia del punto G hasta la fecha. Realizaron disecciones en 13 cadáveres femeninos para encontrarlo y no descubrieron ninguno.

Desde entonces, se han hecho teorías de que el punto G en realidad se encuentra en la intersección de la uretra, clítoris interno y vagina.

¿Y el clítoris?

En cuanto al clítoris interno que he estado mencionando en todo el artículo, es algo que debes conocer. El botón en tu vulva es tan sólo la punta del iceberg. El clítoris se extiende dentro de tu cuerpo, en tu vagina.

¿Existe o no?

Si has vivido toda la vida creyendo que el punto G sí existe… sigue creyendo. Pero las investigaciones demuestran que NO son el producto del punto G. Lo más seguro es que sólo estimules la intersección del clítoris con la uretra.

Foto: Eme de Mujer

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *