Actualidad

La importancia de mantener el PH vaginal equilibrado

La vulva y vagina es una zona sensible debido a su constante humedad, lo que la hace propensa a la proliferación de bacterias. Por su parte, el pH (potencial de Hidrógeno) vaginal debe estar en equilibrio, normalmente ácido, ya que funciona como un protector del cuerpo; un mecanismo de defensa ante infecciones y molestias en la zona genital de la mujer.

Si bien algunas mujeres se preocupan por el tema, es importante reafirmar y tener en cuenta que la higiene íntima forma parte de los procesos de cuidado de la salud e implica fomentar la prevención de infecciones, brindar comodidad, bienestar y seguridad, así como mejorar la calidad de vida.

¿Cómo lograrlo?

Los cuidados primarios para mantener limpia la zona íntima son el agua y el jabón. Sin embargo, algunos jabones pueden alterar el pH vulvar, matar la flora vaginal que la protege o causar irritación. Esto, lejos de favorecer la higiene, predispone a malestares. Por ello, es importante considerar los siguientes puntos:

Baño y secado corporal diario

  •  Limpieza del área genital después de orinar y/o defecar
  • Uso de elementos de protección menstrual
  • Higiene relacionada a la actividad sexual
  • Higiene en genitales externos durante procesos infecciosos en vulva y vagina

El Dr. Alejandro Rosas Balan, especialista en ginecología y obstetricia señaló que no se puede olvidar que el tracto urogenital inferior en la mujer constituye un área fundamental para la reproducción y para la eliminación de orina. Su cercanía a la región anal lo pone en contacto con microorganismos provenientes del intestino, lo cual propicia las infecciones del tracto urinario y vulvo-vaginales.

Asimismo, la actividad sexual expone a esta área a microorganismos provenientes del tracto genitourinario masculino y al riesgo de infecciones de transmisión sexual. El conocimiento acerca del aseo genital y las medidas de prevención de infecciones deben ser parte de la educación sexual y de la visita al ginecólogo.

Una de las opciones para el aseo es utiliar productos para la higiene íntima, que son especialmente desarrollados para la delicada piel de esa zona.

“Es importante saber que el pH vaginal es distinto a lo largo del ciclo de la mujer, así como en las distintas etapas de su vida. Conociendo estos factores y contando con los productos e ingredientes adecuados se puede corregir y equilibrar los valores del pH en una mujer sana; de lo contrario, un pH vaginal alterado, como lo provocan las duchas vaginales, puede ocasionar infecciones vaginales”, comenta el Dr. Rosas.

Usar el producto correcto para mantener el pH ácido natural es fundamental, pero también se debe tener en cuenta los ingredientes que la constituyen, ya que necesitan ser suaves a la piel y sujetos a proteger la zona de infecciones, malos olores, bacterias, hongos patógenos, entre otros.

Debido a lo anterior, es importante tomar en cuenta los siguientes componentes para evitar cualquier malestar:

El ácido láctico mejora la textura, el tono y el aspecto general de la piel.

El lactoserum es un líquido que se produce durante la coagulación de la leche; contiene lactosa (70-75%), proteínas solubles (10-13%), vitaminas (tiamina-B1, riboflavina-B2 y piridoxina-B6) y minerales (sobre todo calcio).

El ácido láctico es un agente humectante de la piel gracias a sus propiedades higroscópicas (sustancia capaz de absorber la humedad).

Debe contar con una actividad enzimática muy importante gracias a la presencia de proteinasas peptidasas, desaminasas y lipasas.

Esta actividad enzimática favorece la formación de ácido L-láctico y de fragmentos peptídicos de pequeño tamaño fácilmente asimilables por las células cutáneas. Extracto de semilla de algodón con ácidos grasos naturales con altos contenidos de vitamina A y E.

Es importante elegir el producto adecuado para tener una higiene íntima diaria y pensar en la comodidad, confort y frescura que necesita la zona, y qué mejor que consultarlo con un ginecólogo especialista para que recomiende el mejor método para lograrlo.

Fuente: Eme de mujer

Por: Adriana Uribe

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *