Económicas

La desigualdad social pone en peligro el futuro de los jóvenes dominicanos

Si en la República Dominicana los diferentes sectores no se abocan a un pacto social que se dedique a discutir el tema de la desigualdad para resolverla, los jóvenes en el país están condenados a morir como sus predecesores: “En la pobreza”.

“Nosotros quisiéramos esperar que esos señalamientos del PNUD no sean en vanos, sino que apunten también a que los políticos del sistema y la sociedad entiendan que sin un pacto social de todos los sectores que se dedique a discutir el tema de la desigualdad y como resolverla, nosotros vamos a seguir por un camino donde la juventud, por ejemplo, van a continuar en el mismo trayecto que han seguido sus predecesores que es nacer en la pobreza y morir en la pobreza”, advirtió el presidente de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), Rafael -Pepe- Abreu.

El sindicalista ofreció sus declaraciones tras el informe del PNUD que indica que el 20% de los más ricos, que están en el quintil 5, percibe el 50% de la riqueza del país, en tanto que el 20% más pobre, del quintil 1, sólo recibe el 6%, según datos de la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo 2016. También señala que el salario promedio de las mujeres en la República Dominicana es 18 % menor que el de los hombres.

A juicio de la vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar, la inserción laboral de la mujer y los niveles de salarios ha tendido mejoría en el país, pero entiende que hay que seguir trabajando para que la mujer pueda alcanzar los puestos de alta dirección que, entiende, todavía se les hace difícil.

Explica que en el país lo que hay es que lograr que los ciudadanos tengan condiciones de vida adecuadas y que la distribución se haga equitativa, pero no partiendo de quién tenga mayor porcentaje, sino de que todos los ciudadanos tengan las condiciones por encima de la pobreza.

Resalta que en el país hay que eliminar las trabas competitivas y las cargas laborales que tienen las empresas considerando que muchas veces son excesivas y señala que esto hace mermar los salarios de los trabajadores.

“En la medida de que no te afecten las cargas laborales como se estima en un 64%, eso se va a evidenciar en el poder adquisitivo de los trabajadores”, agregó.

Plantea que lo que sucede en el país no solo es un tema de salario, sino que la gente tenga mayor acceso a servicios sociales y esto se logra con un mejor gasto público. “El salario no da porque tienen que gastar muchos recursos para cubrir necesidades básicas que si tuviéramos mejor gasto público eso debería dotarlo el Estado”.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *