Política

La cúpula del PLD quiere alianza con Amable Aristy, pero los peledeístas de Higüey la rechazan

El comité político del Partido de la Liberación Dominicana se empecina en realizar un pacto de alianza en la provincia La Altagracia con el Partido Liberal Reformista, que lidera el legendario senador altagraciano Amable Aristy Castro.

Las tendencias que tienen la hegemonía del partido morado están de acuerdo en que al PLR se le reserve la candidatura a senador y dos candidaturas a diputado, en La Altagracia, así como la nominación a la alcaldía y de tres regidurías, en el municipio Higüey.

El grupo de Leonel Fernández fue el que propuso a la corriente de Danilo Medina las reservas de las candidaturas para todos los senadores y diputados del PLD y partidos aliados, propuesta que fue rechazada por los danilistas, sin embargo, en lo atinente a la candidatura reservada para Amable Aristy Castro ambas tendencias coinciden.

El comité político del PLD, el más poderoso organismo de dirección de esa formación partidaria, insiste en tener al senador de La Altagracia como aliado estratégico, a contrapelo del sentimiento de la mayoría de los peledeístas altagracianos, quienes no quieren alianza con el Partido Liberal Reformista, y mucho menos desean que Amable Aristy Castro sea su candidato a senador, ni Karina Aristy su candidata a la alcaldía por el municipio Higüey.

Tampoco Amable Aristy Castro estaría interesado en ir aliado al PLD, porque en las elecciones de 2016, el Partido Liberal Reformista estuvo a punto de perder la alcaldía del ayuntamiento del municipio Higüey, en vista de que muchos de los delegados que designó el partido morado en los colegios electorales, que estaban en el deber de defender los votos de la candidata Karina Aristy, actuaron de manera velada a favor de la candidatura de su principal contendor, Rafael Barón Duluc (Cholitín), candidato procedente de las filas del PLD, pero postulado por el Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS).

Como el partido que encabeza una alianza política es quien designa los delegados, el Partido Liberal Reformista no pudo designar los veteranos delegados que Amable Aristy Castro utiliza en los colegios electorales para defender sus votos y los de su hija Karina Aristy.

El caudillo provincial reformista confío demasiado en su pacto con los peledeístas y expuso irreflexivamente a su hija a una posible derrota, porque muchos de los delegados del PLD no defendieron los sufragios de la repostulada alcaldesa de Higüey, en ellos bullía el ferviente deseo de que Cholitín derrotara a Karina, intención que no pudieron satisfacer, pese al esfuerzo.

Por primera vez el viejo zorro de la política altagraciana fue engañado en un acuerdo de alianza, aunque al final no pudo materializarse la trastada de un grupo de peledeístas.

El engaño se reflejó en los resultados finales del escrutinio de los colegios electorales de la ciudad Salvaleón de Higüey, donde el candidato del Bloque Institucional Socialdemócrata, BIS, obtuvo una ligera ventaja de votos por encima de la alcaldesa higüeyana.

Luego era un rumor sordo en toda la población que a la candidata del PLR le habían escamoteado votos en distintos colegios electorales para hacerla perder las elecciones, y que el candidato del BIS fuera el ganador.

Ante tal experiencia, Amable Aristy Castro no querría arriesgar a su hija a una derrota pactando nuevamente con los peledeístas para que lo traicionen otra vez, más aún cuando ya los votos de los distritos municipales no se les contarán a los candidatos que aspiren a dirigir el ayuntamiento de la común cabecera.

Amable Aristy Castro no debe aceptar esa propuesta del PLD que le reserva la candidatura a senador por La Altagracia y la nominación a la alcaldía de Higüey, para la actual ejecutiva municipal Karina Aristy.

Si el legislador altagraciano y la alacaldesa higüeyana van nuevamente como candidatos por el partido oficial, va a provocar la unificación de manera espontánea de los peledeístas de la base con los candidatos que postule el BIS, y Karina Aristy podría recibir una derrota aplastante, porque la mayoría de los niembros del partido morado jamás votarían por ella, y en cambio, harían causa común con el virtual candidato a alcalde del Bis, Rafael Barón Duluc (Cholitín).

El influyente político altagraciano tiene que sopesar muy bien la conveniencia de esa posible alianza, que aunque es procurada por la cúpula del PLD, la rechazan las bases del partido morado en La Altagracia.

Amable Aristy Castro Castro no tiene necesidad de pactar con el PLD para retener la senaduría de La Altagracia y la alcaldía de Higüey, porque a través de la historia ha demostrado ser el político más exitoso y el que cuenta con más respaldo popular; si pacta con el PLD, le puede salir más cara la sal que el chivo.

Si el senador quiere seguir siendo el caudillo tradicional de la conservadora sociedad altagraciana, debe continuar haciendo sus amarres con la clase dominante, las iglesias, ganaderos, campesinos y su principal base de sustentación, que es la gente de los barrios marginados de Salvaleón de Higüey y de las comunidades rurales de la provincia La Altagracia.

Si Amable Aristy acepta ese pacto de alianza va a desatar los demonios de los peledeístas altagracianos, y provocaría una unión natural entre el doctor Luis Rafael Cedeño, aspirante a la alcaldía de Higüey por el PLD, y el doctor Rafael Barón Duluc (Cholitín), posible candidato del Bloque Institucional Socialdemócrata, BIS.

En consecuencia, el líder del Partido Liberal Reformista, debe evitar que se le unan en su contra, si quiere retener la senaduría de La Altagracia, y la alcaldía del municipio Higüey.

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *