Nacionales

La capital, el centro de una epidemia en el transporte

La República Dominicana llegó al 22 de septiembre, fecha en la que se celebra el “Día Mundial sin Autos”, con una epidemia de vehículos en sus calles: 4.3 millones de unidades, un incremento de 253,546 coches en solo un año.

Y dentro de esa epidemia de automóviles circulando por las calles del país, resalta la capital dominicana, el Distrito Nacional, denominado como el paciente cero en un estudio sobre tránsito y movilidad realizado por la Fundación Economía y Desarrollo.

El estudio, elaborado por Maite de Jesús, plantea que en la capital dominicana se convive con 1.4 millones de vehículos en los 104.4 km2 que la componen, que termina dando una estadística sobrecogedora: una densidad vehicular de 13,082 vehículos por km2, que convierte a la capital dominicana en la primera en densidad vehicular en toda América Latina.

Con este panorama en frente, las autoridades nacionales comenzaron ayer la semana de la Movilidad Sostenible, un esfuerzo que se realiza por segunda ocasión en el país para desincentivar el uso de vehículos de motor y promover el uso de bicicletas y otros medios de transporte más amigables con el medio ambiente. Claudia Franchesca De los Santos, directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre, dijo que con esta celebración buscaban promover buenas prácticas y “medidas permanentes para una mejor movilidad en las ciudades”.

Las actividades incluyeron una “bicicletada” que partió desde la Puerta Atarazana, frente al puente flotante que comunica al Distrito Nacional con Santo Domingo Este. Las estadísticas de la Dirección de Impuestos Internos evidencian que cada año el parque vehicular se incrementa. En 2018 había registrados más de 4.3 millones de unidades de vehículos, 253,546 más que el año anterior.

La autora del estudio que señala que existe una epidemia del tránsito en el país, y más propiamente en el Distrito Nacional.

SOLUCIÓN
APOYO

Respaldo. Los embajadores Gianluca Grippa, de la Unión Europea, y Annemieke Verrijp, de los Países Bajos, valoraron el esfuerzo de RD por nuevos medios de transporte.

DE JESÚS

ANÁLISIS. Autora del estudio plantea que, al parecer, los dominicanos no son capaces de dejar ir sus vehículos porque no tienen otra opción debido a la baja calidad del transporte público y la alta percepción de riesgo asociada a dichos servicios. La solución es eliminar carros públicos e introducir un transporte público de pasajeros masivo y moderno.

Fuente: Listín Diario

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *