Nacionales

Juez de la SCJ dice es imperioso aprobación de nueva Ley de Casación para una justicia más oportuna

El magistrado Napoleón Estévez Lavandier destacó que la nueva conformación de la SCJ logró reducir los expedientes pendientes de fallo de Sala Civil de 11,654 a solo 708

Santo Domingo, R.D.- El magistrado Napoleón Estévez Lavandier, juez de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia, manifestó que resulta imperioso para el sistema de justicia Civil y Comercial, abocarse a una gran reforma del Recurso de Casación, a fin de hacer más rápido y sincero su objetivo.

Al disertar sobre el Presente y Futuro de la Casación Civil dominicana, durante una conferencia en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el magistrado Estévez Lavandier dijo que el recurso de Casación actual fue adoptado en el año 1908, cuya ley vigente cumple casi 70 años.

Insistió en que la única forma de entrar al futuro de la Casación Civil es por medio de la renovación de dicha ley, modificación con la que resultarían beneficiados los tribunales que conocen procedimientos en materia Comercial, Laboral, Inmobiliario, Contencioso Administrativos y Contencioso Tributarios.

“Es momento de reducir los formalismos que frustran el control casacional de la Corte, a fin de procurar una justicia pronta y oportuna”, sostuvo el magistrado Estévez.

Adelantó que el proyecto de ley de Casación que cursa en el Congreso Nacional fue aprobado el pasado 15 de noviembre del año en curso por el Senado de la República, y de ahí enviado a la Cámara de Diputados.

Indicó que de lograrse las modificaciones que plantea dicho proyecto de ley, la Corte de Casación, en casos excepcionales, podrá decidir directamente los procesos con el objeto de poner fin a los asuntos, esto en procura de una pronta y sana administración de justicia, lo cual bajo el régimen actual no puede realizar el alto tribunal, eternizándose hoy día los procesos con un ineficaz sistema de casación y reenvíos múltiples.

Explicó que es preciso eliminar, como regla, el nocivo efecto suspensivo conferido a la Casación, limitándolo solo para casos muy particulares, lo cual ayudaría a controlar la carga de trabajo del alto tribunal.

Agregó que el recurso de Casación ha sido utilizado por los litigantes para retardar los procesos.

Al hacer un muestrario estadístico de los casos de la Primera Sala, tomando en cuenta que la Suprema Corte de Justicia tiene jurisdicción nacional, Estévez Lavandier destacó que cuando entra la actual conformación de la SCJ, encontraron la Sala Civil con 11,654 expedientes, y que a octubre de 2022 tiene apenas un total general de 708 casos pendientes de fallos.

“Y con más de 12 meses en la Sala, solo tenemos 152 expedientes pendientes de fallo. En referimiento dos y en materia de embargo inmobiliario, únicamente hay 15.” En estos momentos en que los números de expedientes están bastante controlados y reducidos, es preciso aprovechar para renovar el recurso de Casación”, sostuvo.

A la conferencia asistieron los magistrados Fran Soto, Samuel Arias Arzeno y Moisés Ferrer, jueces de la SCJ; el magistrado Ignacio Pascual Camacho, presidente del Tribunal Superior Electoral; así como funcionarios del Poder Judicial y autoridades de la UASD, encabezadas por el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la casa de altos estudio, maestro Héctor Pereyra.

Estuvieron presentes, además, profesores, abogados, juristas y estudiantes de las carreras de Derecho y Política.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias