Nacionales

INTRANT inicia educación ciudadana para concienciar sobre conducir bajo los efectos del alcohol

El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), iniciará un programa de concienciación a la ciudadanía sobre conducir bajo los efectos del alcohol, como parte de las acciones que realiza en el país para salvar vidas y reducir las muertes por siniestralidad vial a causa de conducir bajo los efectos del alcohol.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países que llevan estadísticas, del 33% al 69% de los conductores que sufrieron lesiones mortales y entre el 8% y el 29% de los conductores que sufrieron traumatismos no mortales, habían consumido niveles de alcohol prohibidos por la ley antes del incidente.

La directora ejecutiva del INTRANT, Ing. Claudia Franchesca De los Santos sostuvo que este programa que lleva como eslogan “#TómateloenSerio”, busca promover el conocimiento del tema, buscando concienciar a la ciudadanía y que conozcan cómo se hace a nivel mundial la implementación de los puntos de revisión de alcohol, que deberá establecerse en el país, ya que la antigua ley 241 no establecía controles de los niveles de alcoholemia, por lo tanto, no se tienen estadísticas al respecto.

El INTRANT cuenta con ocho alcoholímetros evidenciales y 32 de tamizaje, recibidos como donación de la Alianza Internacional para el Consumo Responsable (IARD), por sus siglas en inglés, y la Industria Licorera Regional y Local.

Claudia Franchesca explicó que, para la implementación de los puestos de revisión, la institución conjuntamente con la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), han estado desde el 2017 en un arduo proceso de entrenamiento y capacitación técnica y metodológica, de la mano del Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional y la Investigación (UNITAR), la IARD y el Centro Internacional de Formación de Autoridades y Líderes (CIFAL).

Dicho entrenamiento contó además con la asistencia técnica de los expertos internacionales Mark Gilmer y John Sullivan, este último, con vasta experiencia en Seguridad Vial y actual director del programa STOP-DWI (Special Traffic Options Program for Driving While Impaired), de la ciudad de Nueva York, quien recientemente, reforzó la parte técnica del manejo de los equipos a la unidad de DIGESETT que formará parte esencial en la aplicación de las pruebas de alcoholemia.

El entrenamiento recibido por los agentes también incluyó la instrucción del experto internacional en elaboración de bebidas alcohólicas, Edwardo Méndez, quien explicó a profundidad el efecto que produce el alcohol en las capacidades motoras y en las condiciones de visibilidad de los conductores, además de la realización de un simulacro de conducción de retenes aleatorios de alcoholimetría de alta visibilidad.

Asimismo, un equipo de profesionales del INTRANT y agentes de la DIGESETT fueron entrenados en la ciudad de Mérida, México, en el Programa Educativo de Alto Impacto en Seguridad Vial para la Aplicación de Pruebas de Alcoholemia por parte del Sr. Othón Sánchez, encargado del entrenamiento a la policía mexicana en el programa ´´Conduce Sin Alcohol´´. Esa jornada fue posible gracias al aporte de UNITAR, CIFAL y la policía del estado de Yucatán.

La capacitación incluyó la identificación de recursos necesarios para los operativos de alcoholemia, desarrollo de programas para la conducción sin alcohol, manejo de comunicación y campaña de prevención de accidentes y participación en un punto real de revisión de alcoholemia.

Dicha capacitación también abarcó el marco normativo de los puestos de control de alcoholimetría a partir de la ley de tránsito, integración para salvar vidas, que contempla la participación del gobierno, entidades y ciudadanos y la naturaleza que debe incluir el programa.

Actualmente, el INTRANT está revisando el protocolo de ejecución, el cual contempla la intervención del Ministerio de Salud Pública, institución que juega un rol relevante respecto a los ciudadanos que resulten positivo en alcohol de manera reincidente.

La ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, establece en sus artículos 256 y 261 que: “Se prohíbe a los conductores de vehículos ingerir bebidas alcohólicas mientras transitan por las vías públicas o conducir en estado de embriaguez” y que “los agentes de la Digesett podrán realizar esta prueba a peatones y a conductores, de manera aleatoria, así como cuando el ciudadano muestre indicios de estar bajo los efectos del alcohol”.

Fuente: CDN

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *