Nacionales

Inestabilidad de precios golpea «fuertemente» al transporte público

Santo Domingo, RD.- El presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), William Pérez Figuereo, respaldó las medidas adoptadas por el presidente, Luis Abinader, para contener la escalada alcista que experimentan los precios.

Indicó que la inestabilidad en los costos de los artículos de primera necesidad golpea severamente a la población, especialmente a los choferes del transporte público de pasajeros.

Saludó la decisión del mandatario de intervenir, a fin de llevar sosiego y tranquilidad a las amas de casa que han visto reducir el presupuesto familiar.

Confió en que luego de la reunión con los diversos sectores sociales, los alimentos comenzarán a descender en su costo, pese a la crisis internacional que ha tenido un impacto local.

«Nosotros consideramos acertada la decisión del presidente Luis Abinader de intervenir y adoptar medidas para frenar la escalada alcista en los precios de los alimentos», puntualizó.

Sostuvo que el aumento de costos en los productos que componen la canasta básica obedecen a factores internacionales, pero la gran mayoría del pueblo dominicano no lo asimila porque está viendo reducir el presupuesto destinado para su comida.

Prosiguió «nosotros los choferes rechazamos esos aumentos abusivos en los precios de los alimentos, especialmente en el pan por parte de los comerciantes».

Plan de austeridad

El dirigente choferil saludó además, el plan de austeridad y racionamiento del gasto público decretado por el gobernante, como medida para enfrentar el impacto de la pandemia del COVID-19, en la economía nacional e internacional.

«La CNTU felicita al presidente Luis Abinader por esta iniciativa en la que limita los gastos y viajes al exterior de funcionarios como medidas de austeridad para hacerle frente a la crisis que atraviesa el país», puntualizó.

La disposición presidencial establece considerables reducciones en gastos relacionados con viajes al exterior, la compra de vehículos de lujo, remodelaciones de alto costo, agasajos y celebraciones, indicó el documento.

La disposición también alcanza las donaciones, obsequios, uso de instalaciones privadas para la realización de actividades, y hasta el uso de personal policial o militar asignado a funcionarios públicos, con muy contadas excepciones establecidas en el propio decreto.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba