Deportes

Gran arranque de Vlad Jr. no es coincidencia

Vladimir Guerrero Jr. ha comenzado encendido la temporada del 2021. Ha sido algo divertido de presenciar. El dominicano ha alcanzado bases en los 13 juegos de los Azulejos de la campaña, así que si has visto un juego de ellos, es probable que lo hayas visto a bordo – y dándole con fuerza a la bola.

Guerrero llegó al sábado con OPS de 1.200, lo cual lo coloca en el octavo lugar entre los bateadores calificados. Su promedio de .413 es el sexto más alto. Seguro, esos números son producto de una muestra pequeña — nadie espera que termine la campaña bateando .400 o incluso entre los siete mejores. Dio el cuadrangular más largo de su carrera el jueves por la noche; un bombazo de 456 pies.

Claro, Guerrero ha tenido buenas rachas en el pasado. Si valoramos su actuación con su promedio ponderado de embasarse esperado (xwOBA), que va más allá del de bateo y slugging, considerando ponches, boletos y calidad de contacto (velocidad y ángulo de salida), ha tenido períodos de 50 veces al bate con este ritmo (promedio de .434 en sus últimos 50-VB) en el 2019 y 2020.

Pero gracias a las métricas detalladas y estadísticas procesadas que nos otorga Statcast, hay razones para creer que el buen comienzo de Guerrero es de verdad.

Calidad del contacto

Desde el momento que puso un pie en las Mayores, se ha esperado que Guerrero truene la bola. Y en ocasiones lo ha hecho – nadie en el béisbol ha dado más conexiones que han salido con una velocidad de al menos 115 mph que los 14 del quisqueyano desde que debutó. En su año de novato en el 2019, su máxima velocidad de salida fue de 118.9 mph – en territorio de Giancarlo Stanton – pero en general, ese tipo de contacto no es la norma. Su tasa de batazos con fuerza fue de 38.7%; en el 48vo percentil.

En el 2020, ese poder nato se materializó y dejó un porcentaje de 50.8% de batazos de fuerza, lo que significa que hizo contacto a más de 95 mph más de la mitad de las veces. Eso lo ubica en el 93er percentil y más en el rango de lo que llegamos a ver de Guerrero en las menores. Sin embargo, terminó bateando .262 con un slugging de .462. ¿Qué le impidió maximizar su poder? Los roletazos. Su tasa de rodados aumentó en el 2020 a un 54.6%, de 50.4% en el 2019. Por eso es que estamos hablando de la calidad de contacto. Es difícil capitalizar las pelotas bien conectadas cuando salen por el suelo.

Guerrero Jr. con HR a 111.3 mph

Hasta ahora en el 2021, Guerrero está bateando más por el aire, con una tasa de roletazos de 41.7%. Su ángulo de salida de 11.6 grados representa el mejor de su carrera y por lo tanto, esos batazos de fuerza se están convirtiendo en imparables y en más extrabases. Actualmente batea .824 con un slugging de 1.529 en los turnos que terminan con un batazo conectado con fuerza. Esos números vienen en una muestra pequeña, pero están bien por encima de los que ha dejado en su carrera.

Su tasa de batazos de fuerza ha bajado un poco, a 47.2%, pero con una mayor elevación, esa ha sido una gran combinación. Su promedio de bateo esperado de .338 y slugging esperado de .582 son, por mucho, los más altos en comparación a lo hecho en el 2019 y 2020. Sus números esperados con los batazos de fuerza también son los más altos; su .672 de xBA y 1.304 de xSLG indican que está haciendo mejor contacto cuando le da con fuerza a la bola — ahí es cuando el ángulo de salida y no batear por el suelo lo ayuda de verdad. Tiene una mejor calidad de contacto y eso le está rindiendo frutos.

Disciplina en el plato

Otra de las claves de Guerrero ha sido el ojo que ha tenido en el plato. Como señaló en Twitter el arquitecto de datos de MLB.com, Tom Tango, podemos apreciar la mejoría de Guerrero en los swings/take del 2021, que añade valor a cada pitcheo basado en el desenlace y puede cuantificar el valor de un jugador de acuerdo a varias partes de la zona.

Actualmente Guerrero tiene 10 carreras swings/take; igualado por la segunda mayor cantidad en las Mayores, sólo superado por el venezolano Ronald Acuña Jr. Lo más importante es que el dominicano está persiguiendo menos la bola. Ha sido particularmente notable ahora que está viendo menos pitcheos en la zona, así que ha habido más lanzamientos fuera de la zona para perseguir. Ha sacado el mayor provecho de esos pitcheos que ha visto en la zona; con sus ocho carreras swing/take en el “corazón” de la zona siendo la mayor cantidad en el béisbol. Eso refleja la buena disciplina que ha tenido en el plato. Tango comparó ese gráfico de swing/takedel 2021 de Guerrero con el de el “genio del bateo”, el quisqueyano Juan Soto.

Guerrero Jr. empuja con boleto

Elevar más en el aire es la soluciónpara maximizar el poder de Guerrero, pero la disciplina en el plato es un componente tan importante por el éxito en general. Mientras continúa bateando bien, es cuestión de tiempo para que tenga cada vez menos pitcheos para batear. Esta consciencia con la zona lo ayudará a capitalizar las oportunidades que tenga y recibir más boletos. Tuvo una tasa de pasaportes de 15.8% este año luego de tener 8.2% en el 2020 y 8.9% en el 2019. Ese incremento de 7.6 puntos porcentuales del 2020al 2021 es la séptima mayor cantidad entre cualquier bateador que haya calificado el año pasado y tenga al menos 50 veces al bate este año.

Más velocidad también

La pérdida de peso de Guerrero en el receso de temporada fue una historia importante y hasta ahora se le ha visto más rápido en el terreno. Parece poco probable que llegue a ser algún día un robador de bases, pero su promedio de velocidad en sprint ha incrementado 1.6 pies/segundo en el 2021, con 26.9 pies/segundo luego de tener 25.3 en el 2020. Sigue estando por debajo del promedio de la liga de 27 pies/segundo, pero está más cerca. Eso habla del crecimiento del dominicano como jugador completo. Ese aumento de la velocidad en sprint ha sido de los más altos hasta ahora en el 2021.

Guerrero Jr. anota por descontrol

Camino por delante

Claro, como ya señalamos, ya hemos visto buenas rachas de Guerrero y también casos de otros jugadores que no pueden mantener un buen comienzo de temporada. Pero dado el incremento en la calidad en el contacto de Guerrero y su mejorada disciplina al bate, ahora tiene las herramientas para sostener el nivel todo el año. Vale recordar que el dominicano tiene apenas 22 años y esos ajustes que ha hecho son dignos a destacar a nivel de Grandes Ligas.

Fuente: MLB

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba