Nacionales

Gonzalo trae desde Chile a dominicana que tiene cáncer y pedía no dejarla morir

Isabela Tejada, la dominicana enferma de cáncer que estaba varada en Chile por el COVID-19 ya está en el país. Fue traída este lunes a su patria por el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, quien la recibió personalmente.

El político se enteró de la situación de Isabela luego de una publicación de Diario Libre en la que ella rogaba que no la dejarán morir en Chile y explicaba que estaba enferma. Tras esto, habló con ella por teléfono y le prometió traerla a la República Dominicana.

Junto a Isabela, el exministro de Obras Públicas, también trajo al país a ocho dominicanos más que se encontraban en “situación vulnerable varados en Chile”. Todos arribaron en un avión de Helidosa, la empresa privada del candidato.
“Estoy feliz de la vida porque estoy en mi país y voy a poder ver a mi familia. Ahora voy a poder seguir con el tratamiento de quimioterapia aquí. Gracias a Dios ya estoy aquí. Estaba desesperada porque estaba en un país ajeno, pero ya me siento feliz porque estoy en mi tierra”, dijo la mujer al arribar al país, de acuerdo a una nota de prensa del equipo de Castillo.

Sostuvo que está “loca por llegar con mis familiares y abrazarlos, pero ahora tengo que hacer cuarentena por 14 días, y luego voy para donde mis hijos, si Dios lo permite”.

Isabela confesó que después que Castillo la llamó, estando ella en Chile, para comunicarle que la traería de regreso a República Dominicana, ella continuó llorando porque no pensó que su sueño se haría realidad, pero “él cumplió y mi sueño se me hizo realidad”.

Palabras de Gonzalo

“Es una gran felicidad y una demostración de que Dios hizo posible que tú y tus compañeros estén aquí hoy. Como te dije por teléfono cuando hablamos de que trataría de estar en el aeropuerto para recibirte, y aquí estamos. Así que ahora se me cuidan, hacen su cuarentena para que pronto puedan reunirse con sus familiares, y con Dios mediante que sus enfermedades se puedan curar. Si tenemos fe en Dios, todo puede suceder. Bienvenidos a su casa”, dijo Castillo al recibir a Isabela y los ocho dominicanos.

La nota dice que Castillo explicó que las lágrimas de Isabela ahora son de felicidad, pues ya está en su tierra.

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *