Nacionales

Estudiantes no deberán compartir útiles ni alimentos en regreso a clases

Los estudiantes que asistan a clases semipresenciales a partir del 6 de abril deberán estar distanciados a 1.5 metros en las aulas y en áreas del centro educativo, establece el protocolo dado a conocer este viernes por los ministerios de Educación y Salud Pública.

Además, los alumnos deben usar de manera obligatoria o permanente mascarillas, a excepción de niños menores de cinco años o con alguna discapacidad que le impida quitársela en de emergencia.

En el caso de maestros e intérpretes de estudiantes sordos, se recomienda utilizar viseras protectoras y máscaras transparentes, para facilitarla lectura de los labios

Se debe verificar que si una posible falta de mascarillas, en estudiantes de familias de escasos recursos, se pudiera convertir en un obstáculo para la asistencia.

Cada estudiante tendrá asignado un espacio (butaca, cuna, colchoneta o similar) con insumos exclusivos de su uso, exhortando a que no comparta útiles escolares.

Las infraestructuras

El protocolo presentado este viernes por los ministerios de Educación y Salud Pública establece que se debe garantizar la ventilación natural en las aulas y trabajar en espacios abiertos.

Los baños de los centros educativo deben disponer de jabón líquido y agua para el lavado de las manos; en caso de no haber agua en las llaves, se debe garantizar de manera externa.

En el lugar se debe identificar la cantidad de personas que pueden entrar a los baños al mismo tiempo, guardando el distanciamiento de 1.5 metros.

Hay que limpiar y desinfectar diariamente y, con mayor frecuencia, las superficies de contacto frecuente como interruptores de luz, barandas, perillas de puertas, zafacones, lavamanos, inodoros, equipos de oficina como teléfonos o fotocopiadoras, entre otros.

Antes de que lleguen y después que salgan los estudiantes se deben limpiar y desinfectar las áreas comunes de las aulas (pupitres, sillas, mesas, etc.), así como en áreas de espera, cafeterías…

Se identificarán cuáles áreas han sido limpiadas o desinfectadas durante el día.
Área de preparación, venta y consumo de alimentos
Como siempre, los estudiantes deben estar a 1.5 metros de distancia, tanto en las filas como a la hora de comer y contar con lavamanos o desinfectantes de manos antes y después de comer.

El protocolo prioriza los productos envasados que no requieran de manipulación en el centro educativo.

El personal debe velar para que no se produzcan aglomeraciones y recordará a los estudiantes que no compartan alimentos.

Asimismo, cada estudiante utilizará sus propios envases, debidamente identificados, en caso de no utilizarse materiales desechables, o llevar los propios.

Área aislamiento

Los centros educativos deben contar con un área de aislamiento para posibles casos asintomáticos o sospechosos, así como con un protocolo de acción ante estos casos.

Condiciones del regreso a clases

El retorno a los centros educativos está condicionado por la situación epidemiológica del COVID-19 en cada comunidad del país, de acuerdo a los reportes de la Dirección General de Epidemiología (Digepi) del Ministerio de Salud Pública, siempre y cuando el índice de positividad sea igual o inferior a un 5 % en la comunidad donde se encuentre el centro.

Se tomará en cuenta, además, que la incidencia de los últimos siete días sea igual o inferior 50 por cada 100,000 habitantes y otros factores como capacidad resolutiva del sistema de salud de la comunidad, porcentaje de ocupación de camas para pacientes con COVID-19 y unidades de cuidados intensivos, así como cantidad de casos nuevos.

Al momento de presentar este protocolo, 48 municipios cumplen con las condiciones sanitarias para el retorno a las clases semipresenciales, según explicó Ronald Skewes, director de Epidemiología.

DL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba