Deportes

Estrella bordea el precipicio en el ranking de la ATP

Víctor Estrella sigue en caída libre en el ranking de la ATP. De hecho, para encontrar su nombre en una clasificación tan baja como la que amaneció este lunes hay que irse a casi cinco años, específicamente a noviembre de 2013.

Estrella, que el mes próximo cumplirá 38 años, comenzó la semana en el puesto 198 del planeta al caer nueve puestos en el escalafón de la Asociación de Tenistas Profesionales con relación a siete días atrás.

La falta de actividad y los malos resultados para defender 84 puntos entre abril y julio han ocasionado la pérdida del capital acumulado que le permitió ingresar en la alfombra roja reservada para los mejores.

Su más reciente gira europea fue frustrante. En mayo asistió a dos torneos y cayó en primera ronda, uno en Italia y otro en la fase de clasificación para el Roland Garros (Francia). En junio alcanzó la segunda ronda en un Challenger en Polonia y perdió en primera en otro del mismo nivel en Italia.

Esta semana tuvo que apelar a la qualy para ingresar al ATP 250 de Newport, Estados Unidos, que reparte US$623,710 en una gira por Norteamérica que aspira le permite regresar al US Open en agosto próximo por la incómoda vía de la qualy puesto que no entrará en el primer corte.

Punto de partida

El lunes 4 de noviembre de 2013 el de Santiago se convirtió en el primer (y hasta la fecha único) dominicano en ingresar a la lista de los mejores 100 del planeta, un ascenso que le ha permitido jugar en 15 torneos Grand Slams, 14 de ellos de forma seguida (2014-2017).

Ese despegue de su carrera le ha permitido estar 158 semanas dentro del mejor centenar del mundo, incluyendo 111 consecutivas, entre junio de 2014 y octubre de 2016. La primera raqueta nacional tocó su cielo el 13 de julio de 2015 cuando se ubicó en la casilla 43 del mundo y acumula tres títulos ATP.

Fuente: Diario Libre

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba