Deportes

Éstas fueron las jugadas más «extremas» del 2019

Adiós, 2019. De todos los años que hemos visto, definitivamente fuiste … uno de los más interesantes. Antes de arrancar una nueva temporada y una nueva década, echémosles un último vistazo a las jugadas más extremas y espectaculares de la pasada campaña, según Statcast.

El jonrón más largo del año: 505 pies

Nomar Mazara, 21 de junio

Statcast: Mazara la bota a 505 pies

Teníamos que comenzar con este imponente cañonazo, un láser que salió del bate a una velocidad de 109.7 millas por hora por toda la línea hacia el jardín derecho. No sólo fue el cuadrangular más largo del año, sino que también quedó empatado como el batazo más largo en la era de Statcast.

El jonrón más suave del año: 86.7 mph

Eugenio Suárez, 11 de abril

Suárez batea jonrón solitario

Es difícil sobrestimar qué tan baja es la velocidad de 86.7 millas por hora para un jonrón que supera la cerca; la velocidad de salida promedio en 2019 fue de 103.5 mph, y sólo 15 de ellos – apenas el 0.2% — fueron conectados a una velocidad por debajo de las 90 mph. (De hecho, incluye algunos jonrones de campo).

El batazo de Suárez tuvo que ver mucho con la ubicación, ya que viajó por toda la línea a una distancia proyectada de 340 pies, apenas superando la cerca frente al poste de foul que marca los 328 pies.

El jonrón menos probable del año: Fuera en apenas 1 de 30 parques

Alex Bregman, 14 de junio

HR de 3 carreras de Bregman

Este es un empate, obviamente. Hubo una serie de jonrones que sólo podrían haber superado la cerca en el estadio en el que fueron conectados ese día –como por ejemplo aquel batazo de Brett Gardner por todo el porche corto del Yankee Stadium que sólo ahí podría haberse ido de cuadrangular, y aquel batazo de Kris Bryant que cayó en la canasta en el Wrigley Field. Ustedes saben, estas cosas a veces suceden.

Escogimos el jonrón de Bregman porque fue el batazo más flojo de todos — 89.8 mph, su tercer vuelacercas conectado más suave en su carrera – y porque sentimos que era apropiado tener uno que haya caído en la sección denominada Crawford Boxes en Houston, un lugar donde han sido depositados un gran número de desafortunados (para los pitchers) cuadrangulares.

La corrida más larga para realizar una atrapada en los jardines: 142 pies

Niko Goodrum, 14 de mayo

Sensacional atrapada deslizándose de Niko

Si Goodrum hubiese corrido en línea recta para atrapar este batazo, lo habría hecho en una distancia de 138 pies. En la jugada, el patrullero recorrió 142 pies, que estuvo realmente cerca. Piensen lo que significa recorrer una distancia 142 pies, en términos de béisbol. Es la distancia que existe del montículo al plato, y de regreso, y luego a la mitad otra vez. Es la distancia del plato a la segunda base, y luego 20 pies más hacia el jardin central. El punto es que fue una distancia bastante larga, porque Goodrum estaba jugando en el hueco del jardín izquierdo-central en contra de Bregman.

El imparable menos probable del año: Promedio de Bateo Esperado de .010

Manny Machado, 19 de junio

Machado’s bloop single in the 7th

Son pocos los batazos de este tipo que se dan cada año, pelotas que desde que desde el momento que son conectadas lucen casi imposible de convertirse en imparables, pero que caen al terreno de juego de una manera tan desastrosa que ni el anotador oficial puede marcarlos como errores, incluso cuando en realidad se trata de un error de la defensa. Este batazo de Machado llevaba una velocidad de apenas 75.5 mph a un ángulo de despegue de 77 grados, pero los números aquí son casi irrelevantes. La bola fue conectada en línea recta hacia arriba. Este tipo de batazos siempre debería resultar en un out. En los cinco años desde que se implementó Statcast, 3,559 bolas han sido bateadas a un ángulo de despegue de 70 grados. Ocho han sido hits. ¡Sólo ocho!

El tiro más rápido de guante a guante para un receptor (home a segunda): 1.75 segundos

Pedro Severino, 9 de junio

Severino retira a Kemp robando

El receptor dominicano de los Orioles puso fuera de circulación a Tony Kemp de los Astros cuando éste último trató de robarse la intermedia, y lo hizo en apenas 1.75 segundos, el tiro más rápido de guante a guante o pop time (home a segunda base) para cualquier careta en 2019. Ese tiempo también lo coloca en el Top 10 de todos los tiempos (desde 2015, obviamente), con el tiro de 1.65 segundos de J.T. Realmuto en 2017 como el más rápido de todos.

El trote más lento de home a home tras conectar un jonrón, a propósito: 34.23 segundos

Rhys Hoskins, 24 de abril

Statcast: Mide trote de Hoskins

El trote más lento de home a home sin razón alguna fue quizás también el más satisfactorio de la temporada — Hoskins haciendo todo lo posible para enfurecer a los Mets y a sus fanáticos tras volarse la cerca en la novena entrada en Queens. El trasfondo de esto, en caso de que ustedes no recuerden: La noche previa, los Mets y los Filis se habían enfrascado en una guerra de pelotazos, causando que por poco se vaciaran las bancas, y Hoskins había visto dos pitcheos del derecho de los Mets Jacob Rhame volar sobre su cabeza.

El tiempo más rápido corriendo del plato a primera: 3.34 segundos

Terrance Gore, 21 de junio

Gore’s bunt single in the 4th

Tenía que ser Gore, un jugador que llegó a Grandes Ligas exclusivamente para correr. En partes de seis campañas en las Mayores, Gore tiene 40 bases robadas … y 77 visitas al plato. Solamente ha conectado 15 hits, 14 de ellos conectados en 2019; a pesar de haber debutado en la Gran Carpa en 2014 y visto acción en siete series diferentes de postemporada, no apareció como titular en un lineup sino hasta el 2019.

El tiro más rápido desde los jardines para lograr una asistencia: 100.8 mph

Greg Allen, 18 de septiembre

Allen pesca a Stewart en el plato

Aclaremos que este no fue el tiro más rápido del año; ese fue el que hizo el dominicano Arístides Aquino cuando lanzó un láser a 101.5 millas por hora el 8 de agosto. Pero ese fue un tiro sin ninguna consecuencia en particular, debido a que el corredor avanzó a la tercera base. Este fue el tiro más rápido desde los jardines para lograr una asistencia de toda la temporada, y llegó en un momento crucial del juego. Este fue con corredor en segunda base en la cuarta entrada de un partido empatado, y el tiro de Allen preservó el marcador.

Fuente: MLB

Etiquetas
Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *