Opinión

Escenario político

Por: Oquendo Medina

A algunos analistas políticos les agrada observar hacia el interior del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para entonces expresar de manera hablada o escrita su percepción acerca de lo que sucederá con relación a la candidatura presidencial para los comicios del año próximo.

Casi siempre concluyen sus análisis vaticinando catástrofes de consecuencias impredecibles para la organización morada en lo particular y para la sociedad dominicana en lo general, como consecuencia de las supuestas contradicciones profundas e irreconciliables que existen entre los dos grandes líderes del PLD.

Decía Ramón de Campoamor:«Y es que en el mundo traidor/ nada hay verdad ni mentira:/ todo es según el color/ del cristal con que se mira». Y eso es totalmente cierto. Por ejemplo, mientras ellos suelen observar el vaso morado medio vacío, quien escribe prefiere mirar ese mismo vaso y lo encuentra medio lleno.

No es cierto que los dos principales líderes del PLD son portadores de tozudeces o cosa parecida. Ambos provienen de la cuadra de Juan Bosch. Ambos conocen a fondo a su organización y la aman y la respetan. Ambos son poseedores de educación política y de disciplina partidaria.

Y ambos reconocen que en nuestro país tenemos leyes democráticas que han de enorgullecernos como seres humanos sociables y defensores del raciocinio.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *