Deportes

¿Es hora de que Yankees sean impacientes?

El período más largo de los Yankees sin ganar un título de Serie Mundial – desde que realmente se convirtieron en los Yankees hace un poco más de 100 años, cuando Babe Ruth llegó al Bronx – ha sido de 17 años. Fue entre 1979 y 1995, antes de los Yankees de Joe Torre terminaran el siglo a lo grande. Antes de eso, el bache más largo había sido de 15 años, entre 1962 y 1976.

La tercera sequía más larga sin ganar una Serie Mundial está pasando en la actualidad.

Le pregunté a quien tal vez sea el mayor seguidor de los Yankees que conozca, si cree que los Bombarderos – quienes están acostumbrados a hacer de la Serie Mundial un destino usual — se están impacientando por su situación actual, incluso cuando su última temporada con récord negativo haya sido en 1992

“No sé si ellos lo están”, dijo. “Pero yo sí”.

HR de Brosseau da ventaja a Rays

Él tiene 50 años, lo que significa que los Yankees han disputado 11 Series Mundiales a lo largo de su vida, ganando siete de ellas. Pero también sabe que los Yankees han estado en (y ganado) un Clásico de Otoño en este siglo – si te guías por el calendario gregoriano. Podrías compararlos con los Bravos de la década de los 90, que competían año tras año, pero ganaron una sola Serie Mundial. Sin embargo, Atlanta participó en cinco Clásicos de Otoño en esa década.

Ahora, mientras los seguidores de los Yankees, como mi amigo, esperan a ver qué harán los Yankees en este receso de temporada, si harán el mismo ruido que hicieron cuando adquirieron vía cambio lo restante del contrato de US$300 millones de Giancarlo Stanton o firmaron a Gerrit Cole por un elevado pacto hace un año. Nueva York adquirió a Stanton luego de perder en siete juegos la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Astros en el 2017, viendo cómo su producción colectiva quedó disminuida en los últimos dos encuentros cuando anotaron una sola carrera ante el pitcheo de Houston. Obtuvieron a Cole tras ver cómo lucieron los Astros con él y Justin Verlander, mientras nuevamente los Siderales vencían nuevamente a Nueva York en la SCLA del 2019.

Tanto Stanton como Cole estaban llamados a marcar la diferencia en el Bronx, en especial Cole. Pero ya vieron lo que ocurrió en una acortada temporada. Demasiados jugadores volvieron a lesionarse y los Yankees terminaron por detrás de los Rays. En un momento, parecía como que no clasificarían a una postemporada extendida, antes de volver a perder de manera dramática — esta vez en la Serie Divisional – ante los Rays.

Eran los Dodgers que pensamos serían los rivales de los Yankees en la Serie Mundial del 2020 y que al final terminaron ganado el Clásico de Otoño, en su tercera participación en cuatro años. Sabemos que los Dodgers terminaron con una sequía de 32 años, pero para los Yankees y sus aficionados, la de ellos parece incluso más larga.

José Altuve manda a Astros a la SM

Por esa razón, los Yankees deben ser incluso más intrigantes – e impacientes – en este receso de temporada en particular, incluso cuando los Mets, con su nuevo dueño Steve Cohen, buscan hacer ruido también.

Ahora, hasta la gente que está en el espacio exterior sabe que los Yankees dijeron que perdieron más cantidad de dinero que cualquier otra organización de Grandes Ligas la temporada pasada, luego de gastar la mayor cantidad en una acortada temporada, incluyendo a los Dodgers. Pero son los Yankees. Por mucha estabilidad que hayan mostrado, con una campaña con récord positivo tras otra, los Medias Rojas han ganado cuatro Series Mundial en este siglo. No tienen una racha de campañas ganadoras desde 1992, pero su dueño, John Henry, prefiere reconstruir cuando se vuelve impaciente.

“Nuestro objetivo es ganar campeonatos. Hemos fallado en esa misión”, dijo el propietario Hal Steinbrenner recientemente en el programa radial de Michael Kay. “¿Significa eso que nuestra temporada completa fue un fracaso? No”.

Y no lo fue. Los Yankees tienen muchas razones para explicar por qué no han ganado, motivos que no pueden ser categorizados como excusas. Comenzando por las lesiones que han tenido tanto Stanton como Aaron Judge. Incluso cuando Stanton jugó una temporada completa, Judge se perdió 60 partidos. Este último año, los dos se combinaron para apenas 51 encuentros. Luke Voit surgió como el líder en jonrones del equipo y DJ LeMahieu se convirtió en el mejor jugador.

LeMahieu es agente libre y viene luego de ganar el título de bateo con un promedio de .364, y tendrá a varios equipos interesados–incluyendo tal vez a los Mets. Si los Yankees pierden a LeMahieu, ¿se verán obligados a buscar un cambio por el puertorriqueño Francisco Lindor y trasladar al venezolano Gleyber Torres de vuelta a la intermedia? ¿Intentarán retener a Masahiro Tanaka? Es difícil pensar que le ofrezcan un monto elevado de dinero al derecho Trevor Bauer luego de la inversión que hicieron por Cole. Pero son los Yankees y siempre parecen conseguir el dinero cuando lo necesitan.

¿Se apoyarán finalmente en una rotación de abridores jóvenes? ¿Traerán de vuelta a Didi Gregorius, quien llenó a la altura el vacío dejado por Derek Jeter? ¿Cambiarán a Voit, buscarán luego a Lindor y moverán a LeMahieu a la inicial? ¿Canjearán al relevista Adam Ottavino, quien parece haber tenido un retroceso? ¿Considerarían hacer un canje con los Rays por Blake Snell?

¿Cambiarán al dominicano Gary Sánchez, quien era el preferido de la afición antes de la llegada de Judge? ¿Y realmente canjearían al cubano Aroldis Chapman, quien ha permitido los jonrones que han acabado con sus temporadas en los últimos dos años?

Cada receso de temporada tras no ganar una la Serie Mundial es importante para los Yankees, pero ésta se siente como la más importante de todas. Hay muchos seguidores impacientes. Muchos.

Fuente: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba