Nacionales

Envían al MP agentes DNCD por muertes en Capotillo

Los agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y los militares de Ciudad Tranquila (Ciutran), que participaron en el operativo de ayer en la madrugada en el ensanche Capotillo, donde fueron muertos dos personas y otras tres resultaron heridas, fueron enviados este viernes ante el Ministerio Público para ser investigarlos y que se determine responsabilidad en los hechos ocurridos frente al Mercado Nuevo del Distrito Nacional.

Ayer en la tarde se registraron protestas y encendido de velas en Villas Agrícolas y Capotillo, donde participaron vendedores y comunitarios que pedían justicia por la muerte y heridas de los vendedores de frutas.

Una fuente dijo que el presidente de la DNCD, mayor general José Eugenio Matos de la Cruz, dispuso que los oficiales y alistados que intervinieron en el operativo a las 2:30 de la madrugada en Capotillo, estén a disposición del Ministerio Público para ser investigados cuando sean requeridos en torno al incidente.

“El comandante y presidente de la DNCD fue enfático en señalar que todo el que cometió error durante los incidentes en Capotillo deberá asumir sus responsabilidades y pagar ante la justicia, y advirtió que en su gestión no se apañará a nadie que actúe mal”, declaró.

En el tiroteo en Capotillo murieron el comerciante Porfirio Sánchez Estévez, de 45 años, y su empleado Hansel Arias Cornielle, de 26, quien fue sepultado hoy a las 11:00 de la mañana en el cementerio de Cristo Rey de esta Capital. Además, resultaron heridos Mariano Sánchez Vásquez (Varón), Juan de León de Jesús Reyes (Juan Piña), de 63 años, y Neify de Jesús Sena Pérez de 18 años, cuyo estado es de sumo cuidado.

Los militares y agentes de la DNCD informaron a sus superiores que “dispararon porque fueron atacados a pedradas, botellazos y a tiros desde la azotea de un edificio, cuando salían del operativo de las calles 41 y 42 de Capotillo, versión que rechazan los residentes de la barriada.

Comerciantes

Miguel Minaya, presidente de la Asociación de Comerciantes y Vendedores del Mercado Nuevo, saludó la decisión del Procurador de la República, de instruir a la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, para que encabece las investigaciones para esclarecer los hechos y determinar los agentes y militares autores de las muertes y heridas a los vendedores de frutas, y se sometan a la justicia.

Francisco Reyes, dirigente comunitario de Villas Agrícolas, repudió la actitud de los agentes de la DNCD y los militares, contra gentes de trabajo y serios. “ Fermín Arias, padre de Arias Cornielle, muerto en la refriega, pidió justicia. “Le dieron tres balazos y amenazaron a los que querían llevar al hospital a mi hijo”, dijo.

Fuente: El Nacional

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba