Nacionales

En los últimos cuatro años unas 11 personas han muerto en accidentes aéreos en el país

Desde el año 2016 a la fecha, alrededor de once personas han perdido la vida en accidentes aéreos, específicamente en helicópteros y avionetas, en la República Dominicana.

Octavio Carlo Jr, el piloto que se estrelló en su avioneta este lunes cinco de agosto, mientras realizaba trabajos de fumigación, es el último accidente aéreo registrado en este año en que una persona fallece.

El fallecido era hermano del locutor y presentador dominicano Sergio Carlo, así lo confirmó a Diario Libre una fuente cercana al también actor.
En mayo de este año 2019 cayó el Bell 206 matrícula N9956K en el que viajaba el empresario Juan Heriberto Medrano Cosme, presidente del Grupo Medrano y de Telecable Central, y su acompañante, Martín Vargas, ambos hombres fallecieron.
En noviembre de 2018 una “aeronave de alas giratorias”–como se les clasifica– terminó con la vida de cuatro extranjeros y un dominicano en La Romana.

El teniente coronel piloto Roberto Lanfranco Ureña y los pasajeros Richard Phillipe, Luis Paul Guitay, Emery Jean-Pierre y Géraldine Moschovis murieron al estrellarse el Eurocopter A350 en el que se trasladaban al Batey La Cacata, de esa provincia. La matrícula de la aeronave era N124ML. Estaba registrada a nombre de Lifestyle Helicopter Leasing.
En junio del año 2016, el helicóptero que transportaba el entonces ministro de Deportes y exvicepresidente de la República, Jaime David Fernández Mirabal, cayó en una zona conocida como La Penoia, del municipio Villa Los Almácigos, de Santiago Rodríguez.

Allí perdió la vida el cabo piloto de la Fuerza Aérea de la República Dominicana (FARD), Carlos Álvarez Martínez. Fernández y otros dos acompañantes sobrevivieron sin heridas de consideración, aunque todos resultaron con heridas leves como consecuencia del impacto de la caída. La aeronave privada que lo trasladaba era un AS350.
En noviembre de ese mismo año fallecieron en un hecho similar el capitán piloto Rafael Sánchez, de la Fuerza Aérea, y el ejecutivo de la empresa Helidosa, Luis Cuniller, al estrellarse el Bell 206 matrícula HI-770 en el que viajaban cerca de la laguna Nisibón, de Higüey.

La aeronave salió desde Puerto Plata y se dirigía a la provincia La Altagracia. Las autoridades informaron que perdieron contacto con la tripulación en las proximidades del aeropuerto de Punta Cana.

Fuente: Diario LIbre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *