Actualidad

¿Ellos están siempre listos para el sexo? 5 mitos para el olvido

El machismo todavía está vivo, pero más vale saber que los hombres no tienen por qué estar siempre listos para el sexo. Hay otras mentiras que ellos cargan a cuestas que es momento de desterrar.

“Debido a este mito, cuando el hombre no logra tener o mantener una erección, se frustra”, dice la sexóloga y psicóloga Clarisa Rozenbaum.

“La idea de que el hombre nace con un manual y sabe todo lo que a las mujeres les gusta y quieren, está muy lejos de la realidad. Por lo general, ocurre todo lo contrario”, remarca la profesional. No significa que la mujer deba explicarle todo, pero sí puede dar pautas qué desea.

“Gozan más”

Esta es una idea que tienen muchas mujeres; sin embargo, en cuanto a si gozan más o no, la sexóloga sostiene que el placer es individual. “Sería como tratar de medir el amor en una pareja: ¿Quién ama más de los dos?

El placer está al alcance de hombres y mujeres, y para conseguirlo hay que saber qué nos gusta y qué no. Para ello, el autoconocimiento es muy importante; es la manera más precisa de conocer el propio cuerpo, aquellas zonas que nos gustan que sean estimuladas”, explica.

“Un verdadero hombre dura mucho tiempo durante el sexo”

Falso. “Un verdadero hombre no se define por la duración en la cama; menos si por duración nos referimos a permanecer largo tiempo sin eyacular durante el coito. Sí es conveniente que el hombre entienda que durar mucho en la cama sea consecuencia de toda estimulación más allá de la penetración. No hay un tiempo normal estipulado. Cada pareja tiene su tiempo sexual en el cual disfruta”, reitera la especialista.

“Un hombre no muestra sus emociones”
Falso. Los varones también tienen necesidad de ternura, tanto de brindarla como de recibirla. Otro de los clichés, según Adrián Sapetti, psiquiatra y sexólogo, es que el hombre tiene que ser protector, como si ellos no necesitaran ser protegidos y cuidados. La relación es bilateral entonces no es cierto.

“Solo les interesa la penetración”

Falso. Según aclara Sapetti: “Si bien la penetración es -en palabras de una paciente- algo delicioso, dulce y suave, no es lo único posible en el coito: la boca, las manos, todo el cuerpo, las palabras y caricias, los abrazos, intervienen en él. Hay muchas parejas que disfrutan un largo rato exacerbando su pasión y luego, ya casi exhaustos, buscan la penetración al final; otras llegan al orgasmo alternando con juegos no penetrantes”.

“Ellos mandan en la cama”

Falso. “En la cama manda el que manda. Puede ser ella, puede ser él”, afirma Rozenbaum. O como ejemplifica Sapetti: “El varón no es el único responsable del placer de la mujer ni el creador de los orgasmos de ella. No debería ser el director de orquesta ni el macho activo ni el eterno conductor de los encuentros con las mujeres. Muchos varones encuentran sumo placer y satisfacción en adoptar lo que otros, peyorativamente, titulan como un rol pasivo”.

Fuente: Eme de mujer

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *