Política

El PLD arriba a su 46 aniversario con 20 años de poder y el desafío de no perderlo tras división

Al arribar a sus 46 años, el saldo ha sido positivo para el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) porque cumplirá el 16 de agosto próximo 20 años gobernando, 16 de ellos de manera consecutiva.

Pero el próximo año tendrá un reto cumbre, pues el 16 de mayo enfrentará a una oposición que por primera vez desde el año 2004 ahora lidera las encuestas de preferencia electoral para el nivel presidencial.

Aunque ya superó a su casa materna el PRD, que ha gobernado 12 años y siete meses desde que llegó al país el 5 de julio de 1961, el PLD pasa por un por proceso de reestructuración luego de que salieran un grupo de dirigentes liderados por el tres veces presidente de la República, el expresidente Leonel Fernández.

El partido morado, ahora solo bajo el liderazgo de Danilo Medina con su ahijado político Gonzalo Castillo como candidato presidencial, enfrenta un escenario político tripartito dividido con Luis Abinader y el expresidente Leonel Fernández.

Su apuesta está a la estructura política y al aparato del Estado, que les genera el compromiso de trabajar para mantener el partido en el gobierno.

Su esperanza es ganar el primer round con las elecciones municipales del 16 de febrero, para cuyas candidaturas la oposición ha confrontado inconvenientes. El del PLD éxito ha estado centrado en amplios programas sociales y la unidad que mantuvo hasta la crisis de las primarias del pasado 6 de octubre, cuyos resultados no reconoció el exmandatario.

El partido fundado por Juan Bosch el 15 de diciembre de 1973 logró alcanzar el poder 23 años después en 1996 apoyado en una segunda vuelta electoral por el líder reformista Joaquín Balaguer, contra su némesis José Francisco Peña Gómez.

Luego de un protagónico papel en las cuestionadas elecciones de 1990 en las que se vio cerca del poder, el PLD se apuntaló como opción de poder luego de que sirvió de enlace en el Pacto de la Democracia, que cerró la crisis de las elecciones de 1994, sobre las cuales Peña Gómez y el PRD alegaron fraude y obligaron al viejo caudillo reformista a ceder dos años y organizar elecciones en 1996.

Entre las crisis más notorias que ha tenido el PLD está la de 1978, cuando su secretario general Tonito Abreu creó la Unidad Democrática (UD).

También cuando Rafael Alburquerque fue expulsado del PLD tras desafiar el liderazgo de Juan Bosch en 1983.

Fuente: Diario Libre

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba