Nacionales

Dicen más de 30 han muerto por dengue

El pediatra Jesús Feris Iglesias dijo ayer que más de 30 niños que han ingresado al Hospital Infantil Robert Reid Cabral en lo que va de año, han fallecido con síntomas de dengue, mientras las autoridades sanitarias sólo han confirmado ocho defunciones.

“Si en el hospital han ingresado 900 casos, o cerca de 900 casos de dengue, y se mueren 30 y pico, bueno, si entró como dengue, la muerte es probable dengue hasta que se demuestre lo contrario”, dijo el también asesor del Departamento de Infectología del referido centro asistencial.

El Maestro de la Medicina explicó a elCaribe que las causas de las muertes de infantes por esta enfermedad infecciosa transmitida por el mosquito Aedes Aegypti son diversas y pueden estar asociadas a traslados innecesarios, comorbilidad como diabetes o cardiopatías, entre otras.

“Hay traslados innecesarios de lugares lejanos, que cuando ven que un niño se está poniendo malo es una papa caliente que quieren enviarlo para acá, para la capital y eso no debe suceder. Hay que llamar la atención y eso es responsabilidad de salud pública”, dijo.

El galeno sostuvo que las epidemias de dengue ocurren cada tres y cinco años, por eso la población infantil suele ser la más susceptibles de contraer la enfermedad, tomando en cuenta que cada año en el país nacen alrededor de 200 mil niños, que sumados a los 600 mil niños con edades entre tres y cinco años que tienen un sistema inmunológico débil y más propensión a deshidratarse.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) tanto el dengue como el dengue hemorrágico son causados por uno de cuatro serotipos de virus, por eso cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra el serotipo en particular. Sin embargo, la inmunidad cruzada a los otros serotipos es parcial y temporal.

Saneamiento ambiental es básico en prevención

El método más efectivo de prevenir la enfermedad es que las familias adquieran el hábito de untar de cloro las paredes internas de los tanques todas las semanas y procuren mantenerlos tapados y eliminar de los patios y del entorno domiciliario envases que puedan acumular agua que pueda facilitar la reproducción del mosquito. De ahí la importancia del saneamiento ambiental.

Fuente: El Caribe

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *