Nacionales

Demolerán y construirán seis hospitales que no pasaron prueba de vulnerabilidad

Seis de los 56 hospitales públicos que forman parte del plan nacional de reconstrucción hospitalaria del Gobierno serán construidos desde cero, porque no pasaron la prueba de la vulnerabilidad estructural a la que técnicos de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) los sometieron, cuando la intención era repararlos, como al resto.

Así lo informó ayer el director de la OISOE, Francisco Pagán, quien aseguró que el programa, que inició el Gobierno formalmente en el 2013 con una inversión de RD$3,000 millones, está en un 95 por ciento de ejecución.

Esos seis hospitales que se construirán son los de San Francisco de Macorís, Neyba, Bonao, Restauración, Boca Chica y Nisibón.

De acuerdo con Pagán, en los primeros ya se hicieron las licitaciones y se trabaja en sus levantamientos y los últimos se van a licitar en enero próximo.

En cuanto a los hospitales Juan Pablo Pina, de San Cristóbal, y Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, por los cuales mostró interés el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, dijo que el primero está casi listo y que solo trabajan en el área administrativa, y que el segundo está avanzado en un 70%. Los dos serían inaugurados en febrero próximo.

Sobre los demás, dijo que ya han entregado 36 y que están en un proceso de terminación de otros ocho, los cuales se tiene previsto entregar a mediados de enero próximo.

Los seis restantes, entre los que Pagán contó los de San Cristóbal y San Pedro de Macorís, estarían listos para inaugurar en febrero del 2019.

Muchas promesas

La historia de construcción y reparación de esos 56 hospitales públicos se ha desarrollado entre promesas de terminación. Cada año transcurrido y la falta de funcionamiento en plenitud de esos centros de salud y los trabajos de reparaciones confirman el retraso.

En los archivos periodísticos se reposan las declaraciones del director de la OISOE con la promesa de que entregaría 50 hospitales, antes de que finalizara el primer trimestre del 2018, pero siguen pendientes 14, además de los seis que se harán de nuevo.

Con anterioridad a eso, la promesa era concluirlos todos en el 2017.

El Juan Pablo Pina

Este hospital ubicado en San Cristóbal, al sur del país, era punto de referimiento de los demás centros asistenciales de la región, pero su deterioro y la precaria condición en la que opera el centro de salud obliga a que los pacientes sean trasladados, incluidos los de esa ciudad, sean enviados a los hospitales de tercer nivel del Gran Santo Domingo, sobrecargando la capacidad de los establecimientos asistenciales.

En un recorrido al hospital en febrero del 2017 se evidenció la falta de equipos médicos, así como de higiene, con cucarachas dentro de las gavetas de los escritorios y mesas de noche de las salas de internamiento, y el proceso de una construcción lenta, que dificultaba el desarrollo de las atenciones médicas.

Antonio Musa

En este la situación no era diferente: falta de equipos médicos y hasta de insumos e incomodidad por las constantes reparaciones a que era sometido, después de una denuncia del Colegio Médico Dominicano (CMD) y de organizaciones comunitarias.

Hasta el 2016, ese centro asistencial de la región este había sido sometido a cuatro remodelaciones.

Cuatro años después, las penurias continúan y por lo que dice Pagán, le falta aún 30% de reparación.

Centros de diagnóstico

La construcción de los centros de diagnóstico es parte del plan. La OISOE ha entregado 38 y el resto está construido y equipado, según Pagán.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *