NacionalesSalud

Cuando el CMD protesta contra las ARS, las más favorecidas son las ARS; según Nelson Rodríguez Monegro

"Esos paros favorecen a las ARS porque menos dinero tienen que pagar. Si los médicos no dan los servicios, no les pagan"

Santo Domingo.- El pasado lunes 31 de julio, el Colegio Médico Dominicano (CMD) paralizó los servicios públicos y privados durante 12 horas y hizo un nuevo llamado para los días 10 y 11 de agosto, cuando se atenderán solamente emergencias y pacientes críticos.

El presidente del CMD, Senén Caba, dijo que estas medidas forman parte del plan de lucha que mantiene el gremio para exigir que se atiendan una serie de demandas que han presentado a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) y que, tras once meses de negociaciones, no han obtenido ninguna respuesta.

Estos llamados a huelga afectan directamente a los 18 mil pacientes que, en promedio, y de acuerdo con estadísticas del Servicio Nacional de Salud (SNS), diariamente acuden a una consulta en un establecimiento de la red pública.

En lo que va de 2023, las cinco especialidades más demandadas son: Pediatría con 11.33 % de las 3,235,185 consultas externas contabilizadas; Medicina General con 10.18 % de demanda; Obstetricia con 6.99 %; Odontología con 6.24 % y Medicina Familiar con 5.37 % del total de servicios brindados.

Los hospitales a los que acude la mayor cantidad de pacientes son: José María Cabral y Báez (Santiago), Francisco Moscoso Puello (Santo Domingo) y la maternidad San Lorenzo de Los Mina (en Santo Domingo), Juan Pablo Pina (San Cristóbal) y Presidente Estrella Ureña (Santiago).

Por nacionalidad, el 91.2 % de los pacientes es de origen dominicano y 8.45 % haitiano. Tomando en cuenta su afiliación a una Administradora de Riesgo de Salud (ARS), el 45.51 % pertenece al Seguro Nacional de Salud (Senasa); 7.43 % a otras ARS y 44.15 % no tiene seguro médico.

Ganancias de las ARS

En conversación con Diario Libre, Nelson Rodríguez Monegro, exdirector del SNS, explicó que estos paros convocados por el CMD afectan directamente el bolsillo del paciente, quedando solo dos alternativas: pagar la consulta de su bolsillo o reprogramar la cita exponiéndose a que la condición de salud que padece se agrave.

El galeno indicó que, en las clínicas privadas, «un día que los médicos no vean los pacientes asegurados es un día donde se dispensan menos medicamentos por parte de la farmacia, como consecuencia le queda a la ARS; es un día que se pagan menos procedimientos, se hacen menos consultas, menos cirugías y todo eso le queda a la ARS, porque en este caso, la ARS no paga porque no se dio el servicio».

Es decir, baja el número de procedimientos en la clínica y como consecuencia, los ingresos de la clínica disminuyen. «Ninguna clínica sobrevive sin pacientes asegurados», afirmó.

«Esos paros favorecen a las ARS porque menos dinero tienen que pagar. Si los médicos no dan los servicios, no les pagan»

En cuanto a la red pública, Rodríguez Monegro entiende que es necesaria mayor inversión en el sector salud, incluyendo las Unidades de Atención Primaria porque «mientras más debilidades tenga el sector público, mayor privatización habrá. Si no tienes un sector público de peso, que tenga capacidad, difícilmente puedas controlar el sector privado».

Discusión entre sordos

Rodríguez Monegro entiende que el conflicto se ha desarrollado «en un escenario de discusión de sordos, donde lo que verdaderamente prima en un sistema que está totalmente mercantilizado y que cada día se privatiza más, en una discusión de qué tajada me toca a mí del pastel».

A su juicio, en lo que respecta al tema de la Seguridad Social, «el Gobierno quiere fungir como un árbitro entre las partes, porque no quiere asumir posiciones».

Plantea que hasta que no se revise la Ley General de Salud y la Ley de la Seguridad Social no habrá solucion definitiva a este conflicto.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba