Internacionales

Condenan a cadena perpetua depredador sexual por abusar de casi 50 hombres

Durante 10 años este estudiante extranjero violó a decenas de hombres en Manchester, Inglaterra. Fueron tantos sus abusos que los fiscales de la corona lo han llamado “el violador más prolífico en la historia legal británica”, reportó la agencia de noticias The Associated Press.

Reynhard Sinaga, de 36 años y originario de Indonesia, acechaba a sus víctimas afuera de centros nocturnos. Se aprovechaba de los que estaban intoxicados y los llevaba a su apartamento en el centro de la ciudad. Allí los drogaba y los atacaba. También grababa en video las agresiones.

Las autoridades dicen que hallaron videos de abusos contra 195 hombres, aunque fue sentenciado este lunes sólo por las agresiones contra 48.

“Una de sus víctimas lo describió como un monstruo. Y la escala y la enormidad de sus ofensas confirman esta descripción como acertada”, dijo la juez Suzanne Goddard durante su sentencia este lunes.

“Usted es un malvado depredador sexual en serie que se ha aprovechado de los hombres jóvenes que llegaron al centro de la ciudad en busca solamente de una buena noche con sus amigos”, agregó.

Los fiscales dicen que Sinaga tenía una actitud no amenazante. Se hizo amigo de hombres jóvenes, incluidos muchos que estaban intoxicados después de una noche de fiesta, y les ofreció un lugar para quedarse en su apartamento. Luego filmó muchos de los encuentros sexuales forzados.

El fiscal Ian Rushton dijo que muchas víctimas inicialmente agradecieron a Sinaga por ofrecerles alojamiento.

“Pero una vez de vuelta en su departamento, utilizó a las víctimas como objetos únicamente para su propia satisfacción”, dijo Rushton.

Un poderosa droga

La policía todavía trata de identificar a 70 víctimas que aparecen en los videos. Y sospecha que Sinaga usaba una poderosa droga famosa entre depredadores sexuales que pone a dormir a la víctima.

Algunas de sus víctimas no recordaban la agresión, despertaban al día siguiente desconcertados sin saber lo que había ocurrido, dijo el detective Zed Alo de la Policía de Manchester al medio Manchester Evening News.

Hasta que en 2017 una de sus víctimas logró alertar a la policía mientras era agredido. Tras su arresto, confiscaron sus teléfonos y descubrieron las decenas de agresiones sexuales.

Durante las audiencias, que se mantuvieron fuera de la vista de los medios los últimos dos años, Sinaga dijo que los hombres pretendían estar dormidos y que los actos eran consensuados. Pero la evidencia en su contra consistía no sólo en videos, también guardaba identificaciones de sus víctimas y otros “trofeos”, dijo la fiscalía.

Sinaga llegó a Manchester en 2007 con una visa de estudiante. Se recibió con dos títulos en sociología y planificación de la Universidad de Manchester y estaba estudiando para su doctorado en la Universidad de Leeds cuando fue suspendido después de su arresto en 2017.

Su tesis se llamaba: “Sexualidad y transnacionalismo cotidiano. Hombres gays y bisexuales del sur de Asia en Manchester”.

Su congregación religiosa ofreció una declaración de apoyo, pero no pareció influir en el juez.

“Es casi increíble creer que alguien que puede profesar algo de fe cristiana podría haber cometido al mismo tiempo crímenes tan retorcidos y malvados”, dijo Goddard. EFE

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *