Sociedad

Celebraron amistad de RD e Israel con marcha en el malecón capitaleño

El lazo de amistad que por años han sostenido el estado de Israel y República Dominicana fue el motivo por el cual miles de personas marcharon este domingo en el malecón de la capital en un acto denominado La Marcha de la Vida, que se celebra por segundo año consecutivo en República Dominicana.

El punto de partida fue la Plaza Juan Barón, lugar en el que, en medio de presentaciones artísticas, oraciones y expresiones de apoyo y bendición al estado de Israel, los creyentes, con indumentarias judías, permanecieron por más de cuatro horas ondeando las banderas dominicana e israelí y haciendo sonar sus shofares, para luego recorrer la avenida George Washington hasta la Máximo Gómez en donde los organizadores declararon bendición sobre el país y paz a Israel.

La actividad contó con la presencia de influyentes pastores y líderes evangélicos como Dío Astacio, aspirante a la alcaldía por Santo Domingo Este; Mauro Vargas, Obispo de la Iglesia de Dios; Omayra Álvarez, directora del ministerio Juventud con una Misión (JUCUM); Jobino Guzmán, lingüista y escritor; Lucy Cosme, pastora y comunicadora; y Ezequiel Molina, presidente del Ministerio La Batalla de la Fe, quien recibió un reconocimiento, escrito en hebreo, de manos del rabino judío Itzhak Shapira, en uno de los momentos cumbres del evento.

“Reconocemos al pastor Ezequiel Molina por ser una pieza clave en la construcción de este puente que todos nosotros estamos construyendo para que Cristo sea levantado también en Israel’’, expresó Shapira, quien dirige una universidad teológica.

En la Macha de la Vida 2019, coordinada por una coalición de pastores evangélicos encabezados por el también músico Manny Valera, además, tomaron la palabra descendientes de sobrevivientes al genocidio conocido como el Holocausto Judío.

El ex pelotero de grandes ligas Eliyahu Baver reside en Sosúa, Puerto Plata y tomó la palabra para resaltar, como judío, su agradecimiento por la acogida de los dominicanos en ese pueblo, desde que fue dispuesto por el gobierno dominicano en los años 40, cuando sus compatriotas eran perseguidos a muerte.

Tuvieron intervenciones destacadas Rozalie Jerome, directora de la Marcha de la Vida en Texas, USA; Ruben Gutknecht, descendiente nazi y director de la Marcha en América Latina; Iris Toro, coordinadora del evento en Houston; Benny Katz, judío residente en Sosúa; y la judía Susan Debose quien leyó los nombres de muchos de sus compatriotas caídos durante el genocidio judío.

Las participaciones artísticas estuvieron a cargo las bandas de la Policía Nacional, de la Armada Dominicana, de la Fuerza Aérea, de la Marina de Guerra y de los Bomberos, los cuales, todos juntos, interpretaron las notas del Himno Nacional Dominicano y el de Israel. También se presentaron el grupo Somos Adoradores, el coro de la Escuela de Música Somos Adoradores, la agrupación Pentagrama Puerta de Bendición, decenas de danzarinas y shofaristas.

La Marcha de la Vida ya se ha desarrollado en 14 naciones y más de 350 ciudades.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba