Nacionales

CE-Mujer llama a Camacho a reflexionar, pedir disculpas a las mujeres y legislar a favor de sus vidas y sus derechos

El Centro de Solidaridad para el desarrollo de la Mujer «CE-MUJER» llamó hoy a Radhamés Camacho a pedir disculpas a las mujeres dominicanas y a, en lo adelante abstenerse, de ilustrar sus ejemplos con imágenes y figuras estereotipadas y discriminatorias hacia el género femenino.

Graciela de la Cruz, Directora Ejecutiva, y Millizen Uribe, presidenta de la Junta Directiva, consideraron que las declaraciones de hoy en las que el presidente de la Cámara de Diputados compara la Junta Central Electoral con amas de casa a las que, “mientras más dinero se les da, menos le alcanza”, no se corresponden con la realidad de las mujeres dominicanas y contribuye a desvalorizar uno de los roles que desempeñan.

Explicaron que en sus declaraciones, el presidente de la Cámara de Diputados, primero, ve a los hombres como los únicos proveedores de las familias, desconociendo los grandes aportes que hacen las mujeres al presupuesto familiar y que, incluso, en un alto porcentaje son quienes garantizan todos los recursos económicos para echar hacia adelante a los hijos y a las hijas, en el caso, principalmente, de las familias donde las mujeres son las jefas de hogar.

Graciela y Millizen citaron las ediciones recientes de la encuesta Enhogar que señalan que el 33.3% de los hogares son encabezados por mujeres, y que en el restante 66.7%, donde los hombres son los jefes, el presupuesto debe ser una responsabilidad de ambos, jamás una dádiva que, siguiendo la comparación textual que hizo con la Junta, supuestamente nunca alcanza, poniendo en duda, en la parte primera de su comentario, la capacidad de administrar los recursos para las necesidades esenciales y prioritarias, los aportes que con el trabajo de cuidados las mujeres hacen a la reproducción de la fuerza de trabajo.

“Esta afirmación de Camacho refleja una visión machista y androcéntrica, desconocedora de los grandes esfuerzos que cada día realizan millones de mujeres para aportar al sustento y desarrollo de las familias y al mismo tiempo llevan el peso de la doble jornada de trabajo para suplir el trabajo de cuidados que debe ser una responsabilidad de los hombres, las mujeres y el Estado en sentido general”, explicó Graciela.

De su lado, Millizen llamó a Camacho y a todos los políticos dominicanos a evitar este tipo de ejemplos que lastiman la sensibilidad de las mujeres, y en su lugar usar sus posiciones para legislar por los derechos, la salud, la vida y la dignidad de las mujeres dominicanas.

“Entiendo que en este momento, donde decenas de mujeres son asesinadas anualmente en el país, alcanzando a noviembre del año pasado 88 casos, según la Procuraduría General, y donde en lo que va de semana se ha registrado feminicidios horribles y en ese mismo Congreso se aprobó una ley de Régimen Electoral denunciada por diputadas de diferentes partidos por disminuir la posibilidad de representación política femenina, en vez de estas comparaciones de mal gusto, deberíamos estar debatiendo en relación al reconocimiento, remuneración y a la equidad de género en el trabajo doméstico, y no ridiculizando este rol, y en la participación política”, concluyó Millizen.

CE-MUJER es una institución no gubernamental, sin fines de lucro, que trabaja en República Dominicana para la mejoría de la calidad de vida de las dominicanas y por la promoción de una cultura que propicia nuevos valores de equidad y de relacionamiento personal, familiar y social.

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *