Reportaje

Botar comida en medio de hambre

El Banco de Alimentos de República Dominicana registra 3,208 personas de 26 organizaciones que hacen turno en una lista de espera para que se le incluya entre los que reciben raciones alimentarias.

La entidad, de la iglesia católica, tiene como misión mitigar el hambre mediante el rescate y distribución de alimentos, reparte raciones diariamente a 2,300 personas, gracias a las donaciones que recibe de un grupo, no muy numérico, de establecimientos comerciales.

Pero las raciones que reciben, que varían entre las 10,000 y 50,000 libras por mes, son insuficientes para atender toda la demanda de personas que le piden comida.

Mientras ellos esperan, millones de libras de alimentos se van a la basura en el país debido, en parte, a las condiciones socioeconómicas nacionales, pero sobre todo por la poca cultura de donación que se aprecia entre vendedores, consumidores y productores.

Un sondeo realizado entre julio y agosto de 2014 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 336 establecimientos nacionales, arrojó que cada semana 2.5 millones de libras de alimentos se pierden o desperdician en el país.
A nivel mundial, el organismo estima que alrededor de un tercio, igual a unas 1,300 toneladas, de todos los alimentos producidos anualmente se pierde o desperdicia y que con esa cantidad se pudiera alimentar a más de 2,000 millones de personas.
El 6% de la pérdida mundial ocurre en América Latina y el Caribe, región donde el porcentaje de alimentos que se va a la basura alcanza el 16% de su producción y donde 47 millones de sus habitantes “viven día a día con hambre”, dice la FAO.

En el caso dominicano, el sondeo que hizo la FAO como estudio de factibilidad para el Banco de Alimentos, con la participación de la Vicepresidencia de la República, incluyó hoteles, restaurantes, supermercados, industrias productoras de alimentos, importadores de alimentos, productores agrícolas, colmados, mercados y centros de acopio, a fin de determinar las pérdidas y los hábitos de donación.

Entre los importadores, fabricantes, supermercados y colmados la principal causa por la que se desechan alimentos es la proximidad de la fecha de vencimiento, el 37 % de los casos, y el porcentaje sube al 52% cuando se suman los productos ya vencidos.

Para los productores agrícolas, mercados y centros de acopio la causa principal es la magulladura y desperfectos físicos del producto, con el 43% de los casos. “Le siguen en orden de importancia los problemas de manejo y transporte y el estado de descomposición a que llegan debido a que no son comercializados a tiempo”.

Mientras en los hoteles y restaurantes la principal causa es la preparación de cantidades de alimentos que no son consumidas por los clientes, que representa el 38% de las pérdidas.

La mayoría de las pérdidas se dan en la etapa de producción y afecta en mayor proporción a las frutas y vegetales, seguido de los víveres y tubérculos.
Alimentos que más se desechan

 

Etiquetas
Mostrar más

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *